Rusia: Dos jóvenes presos de conciencia pierden su recurso en otra vista judicial absurda

Ante la decisión de hoy del Tercer Tribunal de Apelación de Rusia de confirmar la sentencia condenatoria de los jóvenes activistas Yan Sidorov y Vladislav Mordasov, la directora de Amnistía Internacional para Rusia, Natalia Zviagina, ha declarado:

“La absurda resolución judicial de hoy, que se apresura a confirmar la sentencia condenatoria y el encarcelamiento manifiestamente injustos de Yan y Vladislav, es un acta de acusación formal contra el sistema de justicia ruso. Las autoridades han arrebatado el derecho a la libertad de reunión pacífica a muchas personas en Rusia, proceso en el que han privado descaradamente de su libertad a estos dos jóvenes.

La absurda resolución judicial de hoy, que se apresura a confirmar la sentencia condenatoria y el encarcelamiento manifiestamente injustos de Yan y Vladislav, es un acta de acusación formal contra el sistema de justicia ruso.
Natalia Zviagina, directora de Amnistía Internacional para Rusia

“Se está castigando a Yan Sidorov y a Vladislav Mordasov por ejercer sus derechos humanos, pese a lo cual las autoridades los tratan como si fueran delincuentes peligrosos. En los últimos meses, muchas personas más han sufrido la misma suerte en Moscú y en toda Rusia. No habrá justicia hasta que estén en libertad. La decisión de hoy confirma que en los tribunales rusos no reina la justicia”.

Información complementaria

El tribunal confirmó la sentencia condenatoria de Yan Sidorov y Vladislav Mordasov por una “tentativa de organización de disturbios masivos”. En octubre, el juzgado de primera instancia los había condenado a un máximo de seis años y siete meses, y seis años y seis meses, respectivamente, en una colonia penitenciaria.

Los dos activistas de derechos humanos fueron enjuiciados por intentar realizar una protesta pacífica en el centro de Rostov del Don el 5 de noviembre de 2017, en apoyo de residentes locales que habían perdido sus casas en un incendio sospechosamente amplio que afectó a una zona estratégica de la ciudad en agosto de ese año. En aquel momento, Yan Sidorov tenía solo 18 años y Vladislav Mordasov, 21. Amnistía Internacional considera a ambos presos de conciencia.