Marruecos: Posible pena de prisión para rapero por insultar a la policía

“La detención y enjuiciamiento del rapero marroquí Mohamed Mounir —popularmente conocido como Gnawi— es un ataque flagrante contra el derecho a la libertad de expresión”, ha declarado Amnistía Internacional con motivo de la primera sesión del juicio contra el músico, que se celebrará el 14 de noviembre.

Gnawi fue detenido el 1 de noviembre y acusado posteriormente de “ofender” a funcionarios y organismos públicos en un vídeo en el que insulta a la policía. Si es declarado culpable, podría ser condenado a un máximo de dos años de prisión y al pago de una multa de 5.000 dirhams marroquíes (unos 500 dólares estadounidenses). Además, su detención se ha producido apenas unos días después de publicar un vídeo musical con su canción “Aâcha El Chaâb” (Larga vida al pueblo), en el que critica a las autoridades marroquíes y hace indirectamente una alusión despectiva al rey de Marruecos.

“La detención del rapero marroquí Gnawi es un indignante ataque contra la libertad de expresión. Se lo está castigando descaradamente por expresar sus opiniones críticas de la policía y las autoridades. Debe ser puesto en libertad de inmediato y todos los cargos de esta absurda causa contra él deben retirarse”, dijo Heba Morayef, directora de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Aunque puede que Gnawi haya usado un lenguaje ofensivo para referirse a la policía, el derecho internacional de los derechos humanos protege el derecho de las personas a expresar libremente sus opiniones, por desconcertantes u ofensivas que sean. Nadie debe ser castigado por decir libremente lo que piensa”.

La detención del rapero marroquí Gnawi es un indignante ataque contra la libertad de expresión. Se lo está castigando descaradamente por expresar sus opiniones críticas de la policía y las autoridades.
Heba Morayef, Amnistía Internacional

Gnawi compareció ante un juez del Tribunal de Salé el 4 de noviembre. Las pruebas citadas contra él incluyen un discurso que pronunció en un vídeo publicado en YouTube el 24 de octubre, después de que la policía le diese el alto en un control, esa misma noche. En el vídeo, insulta a la policía. El momento de la detención de Gnawi hace sospechar también que está relacionada con el vídeo musical publicado unos días antes, que había obtenido la atención internacional. En Marruecos, es un delito insultar al rey.

Gnawi está en la prisión de Laârjatem, en Salé, desde su detención hace dos semanas.

Gnawi comenzó su carrera como rapero en 2011. Sus canciones en YouTube tienen millones de visitas. El vídeo de «Aâcha El Chaâb» ha sido visto más de nueve millones de veces.