Ecuador: Estados miembros de la OEA deben exigir a Ecuador investigar represión violenta durante estado de excepción

Ante la declaración adoptada hoy por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Amnistía Internacional llama a los Estados miembros a exigir que Ecuador investigue de manera pronta, exhaustiva e imparcial las violaciones de derechos humanos cometidas durante la represión por parte de las fuerzas de seguridad en contra de las manifestaciones, con el fin de garantizar verdad, justicia y reparación de las víctimas. 

“Es muy preocupante que, un día después de haber suspendido el estado de excepción, Ecuador pretenda borrar y olvidar las violaciones de derechos humanos causadas por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y el ejército en contra de aquellas personas que se manifestaron.  Sin exigir verdad y justicia, los países que conforman la Organización de Estados Americanos estarían dándole la espalda a las víctimas de estas violaciones y propiciando la impunidad”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional. 

Es muy preocupante que, un día después de haber suspendido el estado de excepción, Ecuador pretenda borrar y olvidar las violaciones de derechos humanos causadas por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y el ejército en contra de aquellas personas que se manifestaron
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

La Defensoría del Pueblo de Ecuador ha reportado que, entre el 3 y el 13 de octubre de 2019, fueron detenidas 1,192 personas, 1,340 fueron heridas y ocho fallecieron en el contexto del estado de excepción.  

La Defensoría documentó numerosos casos en que las fuerzas de seguridad utilizaron fuerza excesiva, realizaron detenciones arbitrarias e incluso cometieron tortura y otros malos tratos contra la población, incluyendo periodistas y personas defensoras de derechos humanos, además de ingresar violentamente a propiedades privadas. Además, reportó el uso indiscriminado de gases lacrimógenos y perdigones contra manifestantes y universidades que brindaban ayuda humanitaria a la población, afectando incluso a niñas, niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad. 

A pesar de las denuncias de actos de violencia perpetrados por manifestantes y otros grupos, las autoridades deben tomar todas las medidas que correspondan para hacer frente a esos episodios de violencia, sin dejar de garantizar que quienes protestan de forma pacífica puedan seguir haciéndolo, así como realizar todas las investigaciones pertinentes para llevar a los perpetradores de dichos actos de violencia ante la justicia con las garantías del debido proceso y un juicio justo.

Sin exigir verdad y justicia, los países que conforman la Organización de Estados Americanos estarían dándole la espalda a las víctimas de estas violaciones y propiciando la impunidad
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

Asimismo, Amnistía Internacional reitera su llamado al gobierno del presidente Moreno a garantizar que las medidas de austeridad, como aquellas que motivaron las manifestaciones masivas en el país, se diseñen y se apliquen de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos. El Estado debe asegurar que estas sean temporales, razonables y proporcionadas, que se hayan agotado medidas alternativas menos restrictivas y que se garantice la participación real de las personas y grupos afectados. 

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Duncan Tucker: duncan.tucker@amnesty.org