Turquía: Personas defensoras de los derechos humanos juzgadas por defender la libertad de prensa deben ser absueltas

A la espera del resultado del juicio contra dos destacados defensores de los derechos humanos y un escritor acusados de “hacer propaganda para una organización terrorista” por participar en una campaña de solidaridad en favor de un diario kurdo, Amnistía Internacional pide su absolución.

Erol Önderoğlu (representante en Turquía de Reporteros sin Fronteras y miembro del Instituto Internacional de Prensa), Şebnem Korur Fincancı (presidenta de la Fundación de Derechos Humanos de Turquía) y el escritor Ahmet Nesin fueron detenidos en 2016 tras participar como directores invitados de un ejemplar publicado como parte de una campaña de solidaridad con el periódico Özgür Gündem, ahora cerrado.

Los absurdos cargos presentados contra estas tres personas y contra decenas más que también participaron en la campaña de solidaridad iban claramente dirigidos a silenciarlas e intimidar a periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos y toda la sociedad civil turca.
Milena Buyum, Amnistía Internacional

Estas personas han sido acusadas de “hacer propaganda para una organización terrorista”, “incitación para la comisión de delito” y “apología de un delito o un delincuente” y pueden ser condenadas a penas de hasta 14 años y medio de cárcel.

“Al defender la libertad de expresión manifestando su solidaridad con periodistas perseguidos, estas personas defensoras de los derechos humanos han pasado a ser ellas mismas víctimas de actuaciones penales que se han prolongado durante más de tres años. Lo único que han hecho es defender los principios básicos de la libertad de expresión y el derecho del público a recibir información, derechos humanos protegidos por la legislación interna y el derecho internacional.

“Desde el primer día, los absurdos cargos presentados contra estas personas y contra decenas más que también participaron en la campaña de solidaridad iban claramente dirigidos a silenciarlas e intimidar a periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos y toda la sociedad civil turca. El único fallo justo es su absolución de estos cargos que carecen de base.”

Información complementaria

De las 56 personas que participaron en la campaña de solidaridad, 49 fueron sometidas a procedimientos penales. De ellas, al final 38 fueron procesadas por su participación en la campaña de solidaridad de un día como directores simbólicos del diario Özgür Gündem. La campaña, que se desarrolló entre mayo y agosto de 2016, pretendía poner de relieve el hostigamiento judicial de quienes escriben y dirigen periódicos. Özgür Gündem fue cerrado por decreto ejecutivo durante el estado de excepción de agosto de 2016.

De las 31 personas cuyos juicios han terminado, cuatro fueron absueltas y 27 fueron condenadas a un total de 24 años de cárcel y multas por valor de 67.000 liras turcas (unos 10.500 euros). Las condenas de dos de los directores invitados que fueron declarados culpables, el defensor de los derechos humanos Murat Çelikkan y la escritora y periodista Ayşe Düzkan, no quedaron en suspensión condicional, y ambos estuvieron encarcelados durante dos y cinco meses, respectivamente. Transcurrido ese tiempo, ambos quedaron en libertad bajo fianza, sometidos a controles judiciales durante el resto de sus condenas.