Puerto Rico: Nuevas autoridades deben poner fin a represión de protestas

En respuesta a la actuación policial en el contexto de las protestas sociales en Puerto Rico desencadenadas por denuncias de corrupción y la publicación de un chat privado con expresiones discriminatorias de parte del gobernador Ricardo Roselló Nevares, miembros de su gabinete, y contratistas, que derivaron en la renuncia del gobernador, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha declarado:

“Hemos recibido denuncias de que las protestas fueron enfrentadas con uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, incluyendo el uso indiscriminado de gases lacrimógenos y balas de goma”.

“Las nuevas autoridades de Puerto Rico deben priorizar la investigación de la actuación policial en el contexto de las recientes protestas y tomar todas las medidas para garantizar plenamente el derecho a la libertad de expresión. Nunca más debe reprimirse la protesta social”.

Hemos recibido denuncias de que las protestas fueron enfrentadas con uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, incluyendo el uso indiscriminado de gases lacrimógenos y balas de goma.
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional ha manifestado en reiteradas ocasiones su preocupación por el uso excesivo de la fuerza contra protestas pacíficas en Puerto Rico provocadas por el descontento generado por la inadecuada atención de los destrozos causados por el paso del Huracán María y la precarización de la situación de los derechos económicos sociales y culturales en la isla.

Si desean más información, pónganse en contacto con Duncan Tucker: duncan.tucker@amnesty.org