Francia: La absolución de un joven por ser compasivo con unas personas refugiadas en Calais demuestra que la solidaridad no es un delito

En respuesta a la decisión de un tribunal francés de absolver a Tom Ciotkowski, defensor británico de los derechos humanos que documentaba abusos policiales contra personas migrantes y refugiadas y contra voluntarios y voluntarias que las ayudaban en Calais, Nicolas Krameyer, director del Programa sobre Libertades de Amnistía Internacional Francia, ha declarado:

La decisión de hoy, anunciada el Día Mundial del Refugiado, no es sólo una victoria de la justicia, sino también del sentido común. Tom Ciotkowski es un joven voluntario compasivo que no hizo nada malo y que fue arrastrado por los tribunales por cargos falsos.
Nicolas Krameyer

“Si bien es un alivio que la situación de Tom se haya solucionado, el hecho es que nunca debería haber sido acusado. El caso de Tom es tristemente ilustrativo del acoso, la intimidación y los ataques a los que se enfrentan los defensores y defensoras de los derechos humanos a manos de la policía en Calais por apoyar a las personas migrantes y refugiadas. Su caso refleja asimismo una tendencia general en Europa a penalizar los actos de solidaridad, como medio de disuadir a otras personas de defender los derechos humanos.”

“Los vídeos exhibidos en el juicio demostraron sin lugar a dudas que Tom no hizo nada malo y que las acciones de la policía deben investigarse de forma inmediata e imparcial.”

Tom Ciotkowski ha declarado:

Siento un enorme alivio y agradecimiento por que el juez haya tomado la decisión correcta y se haya demostrado mi inocencia. Pero he de decir que estoy muy decepcionado por haber sido puesto en esta situación mediante cargos falsos, para empezar, y me entristece que mi familia haya tenido que soportar este suplicio.
Tom Ciotkowski

“Aunque perdono a los agentes por lo que me han hecho, no puede permitirse que esto vuelva a suceder, y debe llevarse a cabo una investigación completa e independiente. Seguiré haciendo lo que pueda como individuo para ayudar a quienes lo necesitan, como las personas refugiadas y las que no tienen hogar. Espero que las autoridades francesas hayan aprendido la lección y hayan comprendido que las personas migrantes y quienes les brindan ayuda humanitaria no merecen de ninguna manera ser atacadas. El entorno hostil para las personas migrantes y quienes las apoyan debe terminar, y debe encontrarse una solución real y compasiva a esta situación.”

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía en Londres, press@amnesty.org, +44 20 7413 5566

Contacto: vtardivel@amnesty.fr + 33 (0) 1 53 38 65 41 | Port. : + 33 (0) 6 76 94 37 05

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Tom fue absuelto de todos los cargos.