México: Gobierno de López Obrador debe poner como prioridad los derechos humanos

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tomó algunos pasos para mejorar la situación de los derechos humanos en México durante los primeros 100 días de su administración, pero aún falta que tome acciones contundentes que muestren su compromiso profundo de cambio, dijo Amnistía Internacional hoy.

“México tiene una larga y perturbadora historia de violaciones a los derechos humanos. En los últimos años, el país se ha sumido en una grave crisis. Después de décadas de lucha de las organizaciones de derechos humanos y los grupos de víctimas, sería una tragedia dejar pasar la oportunidad de cambiar el rumbo del país”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“El presidente López Obrador tiene que reconocer y priorizar los grandes retos de derechos humanos que enfrenta el país. Ahora es tiempo de tomar acciones concretas para lograr un cambio real. El reconocimiento a la labor que cumplen las personas defensoras de los derechos humanos y sus organizaciones, así como el apoyo a las mismas, debe ser un paso prioritario para el presidente.”

México tiene una larga y perturbadora historia de violaciones a los derechos humanos. En los últimos años, el país se ha sumido en una grave crisis. Después de décadas de lucha de las organizaciones de derechos humanos y los grupos de víctimas, sería una tragedia dejar pasar la oportunidad de cambiar el rumbo del país.
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

A finales de noviembre, Amnistía Internacional entregó una carta abierta al presidente López Obrador con recomendaciones de acciones puntuales que podían realizarse en los primeros 100 días de su gobierno para mejorar la situación de los derechos humanos. Para el cierre de esta campaña, se ha mandado una nueva carta con los avances y los llamados de acciones que aún no se han completado. 

“El discurso y los hechos en materia de derechos humanos durante los primeros 100 días del nuevo gobierno han sido caracterizados por una serie de claroscuros. Apreciamos la disposición de reconocer, en algunos casos, la responsabilidad del Estado por crímenes de derecho internacional y graves violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado y de presentar disculpas públicas a las víctimas”, dijo Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

“No obstante, lamentamos que no se hayan concretado avances en temas centrales para México, como la aceptación de la competencia del Comité contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas para conocer de casos ocurridos en México, o la ratificación del Acuerdo de Escazú, un tratado internacional que ayudaría a proteger a las personas defensoras del medio ambiente”, agregó Tania Reneaum.

Un reciente cambio en la Constitución permite la creación de una Guardia Nacional, que tendrá participación militar hasta por cinco años. Ante esto, será esencial que el presidente y su gobierno garanticen el respeto de los estándares internacionales de derechos humanos, incluyendo el que cuente con mando civil y que sea fiscalizada de forma constante por un organismo civil, independiente y técnicamente capaz. El gobierno de México debe tomar esta reforma constitucional como punto de partida para establecer un plan de retiro ordenado de las fuerzas militares de labores de seguridad pública.

En 100 días, se vieron pequeños cambios y, en general, buenas intenciones, pero México necesita y merece más para realmente transformar la situación de los derechos humanos en el país.
Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México

Ciertamente ha habido otros pasos positivos, por ejemplo, en la búsqueda de verdad y justicia en casos de violaciones de derechos humanos, a través de la creación de una Comisión Investigadora para el caso de Ayotzinapa, la cual comenzó a trabajar el 15 de enero. O el compromiso expresado por Alejando Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, de contar con un programa para buscar personas desaparecidas, a cargo de la Comisión Nacional de Búsqueda, lo que Amnistía Internacional espera que se concrete a la brevedad.

“En 100 días, se vieron pequeños cambios y, en general, buenas intenciones, pero México necesita y merece más para realmente transformar la situación de los derechos humanos en el país”, concluyó Tania Reneaum.   

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

Duncan Tucker (Amnistía Internacional Américas): duncan.tucker@amnesty.org

Alejandro Juárez (Amnistía Internacional México): prensa@amnistia.org.mx