México: el plan del nuevo gobierno debe enfocarse en retirar las fuerzas armadas de funciones de seguridad pública

En reacción a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la acción de inconstitucionalidad 6/2018 y sus acumuladas respecto de la Ley de Seguridad Interior Amnistía Internacional, ha declarado:

“La declaración de inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior parece abrir una oportunidad para el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de desarrollar un plan detallado para el retiro pronto y ordenado de las fuerzas militares de las labores de seguridad. No obstante, es preocupante que el presidente electo haya presentado una propuesta de seguridad que repite esencialmente el modelo de seguridad militarizada fallido y que ha permitido la comisión de graves violaciones de derechos humanos en manos de las fuerzas armadas”, declaró Erika Guevara Rosas, directora para las Américas en Amnistía Internacional.

Es preocupante que el presidente electo haya presentado una propuesta de seguridad que repite esencialmente el modelo de seguridad militarizada fallido y que ha permitido la comisión de graves violaciones de derechos humanos en manos de las fuerzas armadas
Erika Guevara Rosas, directora para las Américas en Amnistía Internacional

“El nuevo gobierno debería romper el paradigma militar de seguridad y establecer un nuevo modelo. Deberían ser las instituciones civiles las responsables de la seguridad en el país y deben mantener el control de las operaciones. La propuesta del presidente electo de continuar la militarización debería ser enmendada para enfocarse en el fortalecimiento y profesionalización de las policías civiles”, declaró también Tania Reneaum, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México

La propuesta del presidente electo de continuar la militarización debería ser enmendada para enfocarse en el fortalecimiento y profesionalización de las policías civiles
Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México