El Salvador: El gobierno debe despenalizar el aborto tras la liberación de una mujer encarcelada por una emergencia obstétrica

Maira Verónica Figueroa Marroquín, de 34 años, que pasó 15 años encarcelada tras sufrir una emergencia obstétrica, fue puesta en libertad el martes tras reducirse su condena de 30 años por “homicidio agravado”, impuesta en virtud de la prohibición total del aborto vigente en El Salvador. En respuesta a su liberación, Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“Aunque representa un enorme alivio que la condena de Maira Verónica Figueroa Marroquín se redujera y que ella haya sido puesta en libertad, la historia real sigue siendo una tragedia. El hecho de que Maira haya pasado 15 años entre rejas y que le hayan arrebatado casi la mitad de su vida ilustra de forma estremecedora todo lo que va mal en el sistema de justicia de El Salvador.”

Aunque representa un enorme alivio que la condena de Maira Verónica Figueroa Marroquín se redujera y que ella haya sido puesta en libertad, la historia real sigue siendo una tragedia. El hecho de que Maira haya pasado 15 años entre rejas y que le hayan arrebatado casi la mitad de su vida ilustra de forma estremecedora todo lo que va mal en el sistema de justicia de El Salvador.
Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

“La prohibición total del aborto en El Salvador provoca dolor y sufrimiento tanto a innumerables mujeres y niñas como a sus familias, y constituye una clara violación de sus derechos humanos. El Salvador debe despenalizar el aborto sin demora, y debe poner en libertad inmediata e incondicional a todas las mujeres y niñas encarceladas por haber tenido un aborto o haber sufrido emergencias obstétricas.”

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con: Sergio Ortiz, +52 (1) 55 4194 7886, sergio.ortiz@amnesty.org