• NOTICIAS

Benín: Amnistía Internacional pide a las autoridades que conmuten la pena a 14 hombres condenados a muerte

Las autoridades de Benín deben conmutar la pena de muerte impuesta a 14 hombres después de que una sentencia del Tribunal Constitucional de 2016 aboliera efectivamente la pena capital para todos los delitos en el país, ha declarado hoy Amnistía Internacional en el quinto aniversario de la adhesión de Benín al tratado de la ONU encaminado a la abolición de esta pena.

La organización ha pedido asimismo a las autoridades que proporcionen a los condenados a muerte alimentos y atención médica adecuados, y que garanticen que se revisa y se reforma la legislación nacional para eliminar todas las disposiciones relativas a la pena de muerte en todas las leyes pertinentes y para todos los delitos.

“La sentencia del Tribunal Constitucional del año pasado que abolió efectivamente la pena de muerte para todos los delitos en Benín es elogiable y progresista. A pesar de ello, la condición de 14 hombres que llevan casi dos decenios en el corredor de la muerte en condiciones terribles no ha cambiado”, afirma Oluwatosin Popoola, asesor de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte.

La sentencia del Tribunal Constitucional del año pasado que abolió efectivamente la pena de muerte para todos los delitos en Benín es elogiable y progresista. A pesar de ello, la condición de 14 hombres que llevan casi dos decenios en el corredor de la muerte en condiciones terribles no ha cambiado.
Oluwatosin Popoola, asesor de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte.

“Las autoridades no pueden seguir manteniéndolos en el corredor de la muerte cuando el Tribunal ha abolido la pena capital; hay que resolver urgentemente la incertidumbre que pende sobre ellos conmutando sus condenas”.

Estos 14 hombres son los últimos presos en el corredor de la muerte de Benín y llevan en prisión entre 18 y 20 años. El gobierno de Benín dice que no los va a ejecutar, pero tampoco ha conmutado sus condenas a muerte. Las condiciones en el corredor de la muerte son duras, pues están aislados de los demás reclusos y están todos en la misma celda. La última ejecución de Benín de que se tiene noticia se llevó a cabo en 1987.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia del carácter o las circunstancias del delito, de las características y la culpabilidad o inocencia del acusado y del método utilizado por el Estado para llevar a cabo la ejecución. La pena de muerte es una violación del derecho a la vida y el exponente máximo de pena cruel, inhumana y degradante.

Para actuar sobre la petición haz clic aquí.