Irak: La investigación del Pentágono del ataque aéreo de Mosul subraya la necesidad urgente de proteger a la población civil

Aunque acogemos con satisfacción la investigación de Estados Unidos sobre el ataque aéreo de Yadida, tenemos curiosidad por saber si se ha aprendido alguna lección y qué medidas se han tomado para garantizar que no se repitan horrores así.
Samah Hadid, directora adjunta de Campañas para Oriente Medio de Amnistía Internacional

Mientras el Pentágono informa de las conclusiones de su investigación sobre el ataque aéreo de la coalición dirigida por Estados Unidos que mató al menos a 100 civiles en el barrio de Yadida del oeste de Mosul el 17 marzo de 2017, Samah Hadid, directora adjunta de Campañas para Oriente Medio de Amnistía Internacional, ha afirmado:

“El ataque al barrio de Yadida fue una tragedia que alertó al mundo de los horrores que se están infligiendo a la población civil iraquí. Se está matando a familias enteras en sus casas, de donde no pueden salir debido a los combates que se libran por tierra y a los ataques aéreos”.

“Ahora que la batalla por Mosul va llegando a su fin, no cabe duda de que, una vez que se conozca, la cifra de muertes civiles hará sonar la alarma sobre la conducción de las hostilidades en todos los bandos. Recientes investigaciones sobre el terrero llevadas a cabo por Amnistía Internacional en visitas a Mosul han revelado que las fuerzas iraquíes y la colación dirigida por Estados Unidos no se abstuvieron de emplear munición explosiva en zonas densamente pobladas, donde el grupo autodenominado Estado Islámico utilizaba a civiles como escudos humanos.”

“Aunque acogemos con satisfacción la investigación de Estados Unidos sobre el ataque aéreo de Yadida, tenemos curiosidad por saber si se ha aprendido alguna lección y qué medidas se han tomado para garantizar que no se repitan horrores así.”

“No estamos en condiciones en este momento de confirmar o negar los resultados de la investigación de Estados Unidos, pero pedimos a la fuerzas iraquíes y de la coalición dirigida por Estados Unidos que, mientras el conflicto de Irak continúe, desistan de utilizar armas explosivas con efectos en amplias superficies —como morteros y otras piezas de artillería— en zonas residenciales muy pobladas y tomen todas las precauciones posibles para evitar que haya víctimas civiles.”

Documento público

****************************************

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

Tarek Wheibi, responsable de medios de comunicación para Oriente Medio y el Norte de África en Beirut, en tarek.wheibi@amnesty.org o en el teléfono +961 81 666 428

Sara Hashash, responsable de medios de comunicación para Oriente Medio y el Norte de África en Londres, en sara.hashash@amnesty.org o en el teléfono +44 207 413 5511mailto:sara.hashash@amnesty.org

O con la oficina de prensa de Amnistía Internacional, tel.: +44 20 7413 5566 o +44 (0) 77 7847 2126;

correo-e: press@amnesty.org ; Twitter: @amnestypress