Camerún: Miles de personas en todo el mundo reclaman liberación de estudiantes en prisión por difundir broma sobre Boko Haram

Se han enviado al presidente de Camerún, Paul Biya, más de 300.000 cartas y peticiones de personas de todo el mundo para que libere a tres estudiantes condenados por un tribunal militar a 10 años de prisión cada uno por compartir una broma sobre Boko Haram a través de mensajes SMS, ha revelado hoy Amnistía Internacional.

En 2016, como parte de la campaña anual de la organización “Escribe por los Derechos”, personas de todo el planeta emprendieron más de 310.000 acciones para pedir la liberación inmediata de Fomusoh Ivo Feh y sus amigos Afuh Nivelle Nfor y Azah Levis Gob.

Los tres estudiantes fueron declarados culpables de “no denunciar información relacionada con el terrorismo” el 2 de noviembre de 2016. Han recurrido el fallo condenatorio y la condena. Después de varios aplazamientos, se ha fijado la vista de apelación para el 15 de junio.

Unimos nuestra voz a las de más de 310.000 personas de todo el mundo para pedir a las autoridades de Camerún que liberen a estos estudiantes, les permitan reunirse con sus familias y hagan realidad su sueño de poder continuar sus estudios y encontrar un puesto de trabajo.
Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central

“Estos estudiantes no han hecho otra cosa que compartir una broma privada; pero su declaración de culpabilidad y condena puede acarrearles un decenio entre rejas y destruir sus perspectivas de futuro. Siguen consumiéndose en la cárcel, afrontando una suerte incierta”, ha afirmado Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

“Unimos nuestra voz a las de más de 310.000 personas de todo el mundo para pedir a las autoridades de Camerún que liberen a estos estudiantes, les permitan reunirse con sus familias y hagan realidad su sueño de poder continuar sus estudios y encontrar un puesto de trabajo.”

Personas famosas como Richard Branson, fundador de Virgin Group, y Patrick Mboma, ex futbolista camerunés —y el jugador preferido de Fomusoh Ivo—, enviaron cartas a las autoridades y mensajes de solidaridad a Ivo y a sus dos amigos en prisión, y además tuitearon mensajes sobre su caso.

En diciembre de 2014, Fomusoh Ivo recibió un mensaje de texto de un amigo que decía:
“Boko Haram recluta a jóvenes a partir de los 14 años. Condiciones para la incorporación: 4 asignaturas de secundaria, entre ellas religión”. El mensaje pretendía ser un comentario sobre la dificultad de encontrar un buen trabajo si no se tienen altas calificaciones académicas, e incluía la broma de que ni siquiera el grupo armado Boko Haram acepta en sus filas a quienes no han obtenido buenas notas en los exámenes.

Ivo reenvió el mensaje a Afuh Nivelle Nfor, quien a su vez se lo envió a Azah Levis Gob. Un profesor, tras confiscar el teléfono a uno de ellos, leyó el mensaje y se lo enseñó a la policía, que detuvo a los tres. El 14 de enero de 2015, Ivo y sus amigos fueron trasladados a la prisión de Yaundé, con grilletes en los tobillos.

El 3 de marzo de 2015 fueron acusados en aplicación del Código Penal y del Código Militar de Camerún. No les quitaron los grilletes de los tobillos en cuatro meses, y sólo cuando su abogado presentó una solicitud al juez de instrucción en abril de 2015.

“Ivo y sus amigos deben quedar en libertad de inmediato y sin condiciones. Dictar fallos condenatorios por cargos falsos como éstos en nombre de la seguridad nacional no es forma de preservar la seguridad de un país”, ha afirmado Alioune Tine.

“Las autoridades camerunesas tienen la obligación de proteger a la población frente a los terribles abusos contra los derechos humanos cometidos por Boko Haram, pero deben hacerlo respetando al mismo tiempo los derechos humanos. Todas las personas injustamente encarceladas deben quedar en libertad.”