Las autoridades rusas prohíben la organización de Khodorkovsky, Rusia Abierta, por “indeseable”

Tres ONG fundadas por el ex preso de conciencia ruso y ardiente crítico del Kremlin Mikhail Khodorkovsky y sus aliados fueron designadas como “indeseables” por la Fiscalía General rusa el miércoles; este ha sido el acto más reciente de la larga represión ejercida contra la sociedad civil, según ha manifestado Amnistía Internacional.

El decreto prohíbe en la práctica la organización Rusia Abierta, inscrita en Reino Unido, y su organización hermana Movimiento Cívico Rusia Abierta, y declara ilegal toda asociación con ellas. El tercer grupo introducido ese día en la lista negra es el Instituto para una Rusia Moderna, con sede en Estados Unidos y presidido por el hijo de Mikhail Khodorkovsky, Pavel.

“Estas no son las primeras organizaciones prohibidas en Rusia como ‘indeseables’, pero es la primera vez que las autoridades prohíben un grupo de la sociedad civil fundado por rusos y que actúa sólo en Rusia. Desde su creación, Rusia Abierta ha hecho mucho por apoyar a las víctimas de violaciones de derechos humanos en el país y por denunciar el deplorable historial de derechos humanos de Rusia, y ahora ella misma ha caído víctima del sistema”, ha manifestado Sergei Nikitin, director de Amnistía Internacional Rusia.

Desde su creación, Rusia Abierta ha hecho mucho por apoyar a las víctimas de violaciones de derechos humanos en el país y por denunciar el deplorable historial de derechos humanos de Rusia, y ahora ella misma ha caído víctima del sistema.
Sergei Nikitin, director de Amnistía Internacional Rusia


“Durante muchos años, las autoridades rusas han trabajado implacablemente para crear un entorno hostil para la sociedad civil. Las actividades de Rusia Abierta en defensa de los derechos humanos, su apoyo a candidatos independientes en elecciones nacionales y locales y su trabajo de medios de comunicación han sido un gran impedimento para ese objetivo de las autoridades. Al prohibir la organización, las autoridades pretenden salvar este obstáculo.”

En una declaración publicada en su sitio web, la Fiscalía General ha manifestado que las organizaciones Rusia Abierta y el Instituto para una Rusia Moderna llevan a cabo “programas y proyectos especiales” para “desacreditar los resultados de las elecciones en Rusia, con el fin de declarar sus resultados ilegítimos”. Según la declaración, las acciones de las organizaciones “están dirigidas a inspirar protestas y desestabilizar la situación en el país, y eso amenaza los principios básicos del orden constitucional de la Federación Rusa y la seguridad del Estado”.

Información complementaria

Desde la adopción de la ley en julio de 2015, siete organizaciones sin ánimo de lucro han sido incluidas en la lista de organizaciones “indeseables”: la Fundación Nacional para la Democracia, la Fundación de Asistencia del Instituto para una Sociedad Abierta, la Fundación para una Sociedad Abierta, la Fundación Estados Unidos-Rusia para el Progreso Económico y el Estado de Derecho, el Instituto Internacional Republicano, el Fondo de Inversión para el Desarrollo de los Medios de Comunicación, y el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales.