Hong Kong: Nueve personas detenidas en la campaña de represalia de las autoridades contra los activistas en favor de la democracia

La detención de nueve activistas de Hong Kong en favor de la democracia es la última señal de que las autoridades están dispuestas a castigar a las voces que disienten sobre el futuro estatuto político de la ciudad. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

El gobierno de Hong Kong debería estar protegiendo la libertad de expresión y de reunión pacífica pero, en lugar de eso, parece dispuesto a intimidar a quienes plantan cara a las autoridades.
Mabel Au, directora de Amnistía Internacional Hong Kong

El jueves por la mañana, la policía detuvo a estas nueve personas, involucradas en el movimiento de Hong Kong en favor de la democracia. Al parecer, estas personas se enfrentan a cargos de alteración del orden público y de reunión ilegal por su participación en una protesta básicamente pacífica celebrada el pasado noviembre contra una resolución del gobierno central sobre la Ley Fundamental de Hong Kong.

“El uso reiterado de cargos imprecisos contra figuras destacadas del movimiento de Hong Kong en favor de la democracia huele a una campaña de represalia orquestada por las autoridades para castigar a quienes propugnan la democracia en Hong Kong”, ha manifestado Mabel Au, directora de Amnistía Internacional Hong Kong.

“El gobierno de Hong Kong debería estar protegiendo la libertad de expresión y de reunión pacífica pero, en lugar de eso, parece dispuesto a intimidar a quienes plantan cara a las autoridades. Las detenciones y los procesamientos dirigidos a poner fin a la participación en protestas pacíficas deben cesar.”

Las personas detenidas el jueves son: Avery Ng Man-yuen, Dickson Chau Ka-faat, Chan Man-wai, Sammy Ip, Lo Tak-cheong Cheng Pui-lun, Derek Lam Shun-hin, Ivan Lam Long-yin y Chow Shu-wing.

Sus detenciones se produjeron un día después de que dos ex legisladores en favor de la independencia, que habían sido destituidos de sus cargos, fueran también detenidos por la mañana y acusados de “reunión ilegal” por intentar entrar por la fuerza en una reunión de la cámara legislativa de Hong Kong el pasado noviembre.