Bahréin: Aplazar el juicio de Nabeel Rajab por sexta vez es acoso manifiesto

En respuesta a la noticia publicada hoy de que las autoridades bahreiníes han aplazado el pronunciamiento de la sentencia en la causa del destacado defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab, Samah Hadid, directora adjunta de Campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Beirut, ha dicho lo siguiente:

“Las autoridades bahreiníes tienen que dejar de jugar con la libertad de Nabeel Rajab. Ha sido detenido y liberado repetidamente en los últimos cinco años y tiene prohibido abandonar el país. Al aplazar hoy su juicio por sexta vez, las autoridades están jugando cruelmente a darle largas como castigo por su activismo pacífico. Su negativa a liberarlo en diciembre a pesar de una orden judicial parece indicar que la decisión forma parte de una estrategia deliberada de hostigamiento.”

“En lugar de hacer caso omiso de su derecho a la libertad de expresión y privarlo de su libertad, deberían terminar con esta campaña de hostigamiento, ponerlo en libertad inmediata e incondicional y retirar todos los cargos en su contra.”

Instead of flouting his rights to freedom of expression and depriving him of his liberty they should end this campaign of harassment
Samah Hadid, Deputy Director for campaigns at Amnesty International's Beirut office

La sentencia sobre el juicio por unos comentarios que Nabeel Rajab había publicado en Twitter en marzo de 2015, que denunciaban torturas en la prisión de Yaw y criticaban las muertes de civiles causadas por la coalición liderada por Arabia Saudí en el conflicto de Yemen, debía pronunciarse hoy, pero la vista ha sido aplazada hasta el 21 de febrero. Nabeel Rajab se enfrenta a cargos de “insultar a las autoridades públicas”, “insultar a un país extranjero” y “difundir rumores falsos en tiempo de guerra”. Si es declarado culpable, la pena impuesta podría ser de hasta 15 años de cárcel.

Un tribunal bahreiní ordenó su liberación el 28 de diciembre de 2016, pero las autoridades se negaron a liberarlo y ordenaron de nuevo su detención inmediata y puesta bajo custodia en relación con unas entrevistas por televisión que había concedido en 2015 y 2016. La Fiscalía lo había acusado de publicar y difundir rumores y noticias falsas sobre la situación interna del país. Su juicio por estos cargos comenzaba hoy y se ha aplazado hasta el 8 de febrero.

Nabeel Rajab se enfrenta asimismo a otros cargos relacionados con un artículo escrito en su nombre y publicado en The New York Times.