Sudán: La detención de destacado activista de los derechos humanos pone de relieve la represión de la disidencia

La detención del premiado activista sudanés de los derechos humanos Mudawi Ibrahim Adam es una prueba más de la intolerancia del gobierno con las voces independientes, ha manifestado Amnistía Internacional tras confirmar hoy su empleador que fue detenido por agentes del Estado en Jartum el 7 de diciembre.

Agentes del Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional lo detuvieron en la Universidad de Jartum, donde es profesor de ingeniería, y lo llevaron a un lugar no revelado, donde corre gran riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos.

Las autoridades deben dejarlo en libertad de inmediato y sin condiciones, al igual que a todas las demás personas detenidas arbitrariamente, y tomar medidas para controlar los excesivos poderes del Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional
Michelle Kagari, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

No ha sido informado de las razones de su detención ni acusado formalmente de ningún delito.

“La detención arbitraria de Mudawi pone de relieve los desesperados intentos del gobierno de apagar los últimos rescoldos de disidencia en el país. Es preciso poner fin esta gratuita represión y falta de respeto por los derechos humanos”, ha señalado Michelle Kagari, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Las autoridades deben dejarlo en libertad de inmediato y sin condiciones, al igual que a todas las demás personas detenidas arbitrariamente, y tomar medidas para controlar los excesivos poderes del Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional.”

Mudawi, de 58 años, ha trabajado intensamente en causas de derechos humanos por todo Sudán. En 2005 fue galardonado con el Premio para Defensores/as de Derechos Humanos en Riesgo de Front Line Defenders, organización de derechos humanos con sede en Dublín.

Su detención se produce en un momento en que al menos 23 líderes y partidarios de la oposición se encuentran encarcelados tras su detención por una huelga de tres días en casa convocada para protestar contra el aumento del coste la vida y los recortes del gobierno. La huelga tuvo lugar entre el 27 y el 29 de noviembre.

No es la primera vez que detienen a Mudawi. En diciembre de 2003 fue detenido y estuvo ocho meses bajo custodia como consecuencia de su trabajo sobre Darfur. En enero de 2005 volvieron a detenerlo en circunstancias similares y lo tuvieron dos meses privado de libertad, y en mayo del mismo año fue detenido otra vez y pasó ocho días más bajo custodia.

El gobierno cerró su organización, la Organización para el Desarrollo Social de Sudán, en marzo de 2009.