Egipto: Se pide la libertad de periodista detenido durante más de tres años por tomar fotografías

Las autoridades egipcias deben dejar en libertad de inmediato y sin condiciones al fotoperiodista Mohammed Abu Zeid, conocido popularmente como Shawkan, que lleva más de tres años detenido y cuya vista judicial se celebrará el 10 de diciembre, ha manifestado Amnistía Internacional hoy. Deben también retirar todos los cargos contra él.

Su detención tiene una motivación claramente política, y las autoridades egipcias no deben tenerlo ni un día más privado de libertad: tomar fotografías no es ningún delito.
Najia Bounaim, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Túnez capital.

“Mohammed Abu Zeid estaba simplemente haciendo su trabajo cuando lo detuvieron en 2013, mientras tomaba fotografías de la disolución violenta por las fuerzas de seguridad de una acampada en la plaza de Rabaa al Adaweya de El Cairo, que dio lugar a terribles homicidios masivos. Su detención tiene una motivación claramente política, y las autoridades egipcias no deben tenerlo ni un día más privado de libertad: tomar fotografías no es ningún delito”, ha señalado Najia Bounaim, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Túnez capital.

“La lista de injusticias cometidas contra Mohammed Abu Zeid es muy larga. Ha sufrido tortura y palizas bajo custodia policial, fue interrogado por el fiscal sin la presencia de un abogado y se negó a su abogados el acceso a documentos clave de la causa judicial, lo que menoscabó su capacidad para preparar la defensa. Durante el tiempo que lleva en prisión sólo ha recibido de manera esporádica la medicación necesaria para la hepatitis C que padece.”

Un tribunal egipcio lo remitió a un tribunal penal en agosto de 2015 y prorrogó su detención en espera de juicio, pese a violar con ello la legislación egipcia y el derecho internacional.

Mohammed Abu Zeid está incluido en la campaña anual de Amnistía Internacional Escribe por los Derechos. La organización lo considera preso de conciencia, detenido únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión, y pide a las autoridades egipcias que lo dejen en libertad de inmediato y sin condiciones y retiren todos los cargos contra él.

Información complementaria

De acuerdo con la legislación egipcia, si la persona detenida en espera de juicio no es condenada en el plazo de dos años debe ser puesta en libertad. El derecho y las normas internacionales hacen hincapié en que la detención previa al juicio ha de ser una medida excepcional, que sólo debe tomarse en circunstancia específicas, como que se haya determinado que existe riesgo sustancial de huida, de causar daño a otras personas o de interferir en la pruebas o la investigación, y no pueda mitigarse por otros medios.