Alepo es un aviso de alarma: el sistema internacional ha fracasado

Hace 17 años, Kofi Annan compareció ante la ONU y pidió disculpas.

El entonces secretario general reconoció que la ONU había fallado al pueblo de Ruanda durante el genocidio de 100 días en el que murió casi un millón de personas, y se comprometió a garantizar que la ONU no volvería “nunca más” a no proteger del genocidio o la matanza masiva a una población civil.

En Alepo, hoy, la promesa de Annan es inaudible en medio del estallido de las bombas y los lamentos de los niños atrapados bajo los escombros, con los rostros cubiertos de sangre y polvo.

Después de años de exhibición de imágenes de esta guerra atroz en todo el mundo, son caras que conocemos bien.

Para seguir leyendo este artículo de opinión (en inglés) visiten CNN.com