Rusia: Deben investigarse escandalosas nuevas denuncias de tortura de preso de conciencia

Las autoridades rusas deben poner en libertad inmediata e incondicional a Ildar Dadin, manifestante callejero pacífico declarado culpable de participar en asambleas “no autorizadas”, e investigar sus denuncias de tortura, ha declarado hoy Amnistía Internacional. El martes, el diario en Internet Meduza publicó una carta escrita por Ildar Dadin desde la prisión.

Las denuncias de Ildar Dadin de palizas, humillaciones y amenazas de violación son escandalosas, pero lamentablemente constituyen sólo las más recientes de toda una serie de denuncias creíbles que indican que la tortura y otros malos tratos son generalizados en el sistema penitenciario ruso.
Sergei Nikitin, director de Amnistía Internacional Rusia

“Las denuncias de Ildar Dadin de palizas, humillaciones y amenazas de violación son escandalosas, pero por desgracia constituyen sólo las más recientes de toda una serie de denuncias creíbles que indican que la tortura y otros malos tratos son generalizadas en el sistema penitenciario ruso”, afirmó Sergei Nikitin, director de Amnistía Internacional Rusia.

“Pedimos a las autoridades rusas que pongan fin a la constante de impunidad para la tortura y otros malos tratos e investiguen las terribles denuncias de Ildar Dadin. Además, deben ponerlo en libertad inmediata e incondicional, y darle una reparación completa por la injusticia de que ha sido víctima. Nadie debe ser encarcelado por expresar pacíficamente sus opiniones.”

Pedimos a las autoridades rusas que pongan fin a la constante de impunidad para la tortura y otros malos tratos e investiguen las terribles denuncias de Ildar Dadin.
Sergei Nikitin, director de Amnistía Internacional Rusia

Según la carta de Ildar Dadin, cuando llegó a la colonia penitenciaria de Segezha el 11 de septiembre de 2016, fue objeto de palizas en cuatro ocasiones por grupos de entre 10 y 12 personas que se turnaron para golpearlo. Al día siguiente lo tuvieron media hora colgado de las esposas y luego le quitaron la ropa interior y lo amenazaron con violarlo.

En su carta, Ildar Dadin dice que un funcionario de la prisión le advirtió: “Acabas de recibir sólo una pequeña paliza. Si lo ordeno, mis funcionarios te pegarán mucho más. Si tratas de quejarte, te matarán y te enterrarán fuera de la valla de la prisión”. Ildar Dadin logró dictar su carta durante la última visita de su abogado. Sus cartas anteriores nunca llegaron a sus destinatarios porque la administración de la colonia penitenciaria las había interceptado.

Información complementaria

El 7 de diciembre de 2015, un tribunal de Moscú condenó a Ildar Dadin a tres años de prisión por protestas callejeras reiteradas. Dadin es la primera persona encarcelada en aplicación de una ley represiva promulgada en 2014 que penaliza las infracciones reiteradas de las normas sobre reuniones públicas.

La primera infracción de la ley puede castigarse con una multa o con un máximo de 15 días de detención administrativa. Tres infracciones en un periodo de 180 días se juzgan como delito punible con un máximo de cinco años de cárcel. Amnistía Internacional considera a Ildar Dadin preso de conciencia.

La primera “infracción” de la restrictiva legislación rusa sobre reuniones públicas que cometió Ildar Dadin y por la que fue detenido fue protestar pacíficamente, de forma individual y pública, contra la declaración de culpabilidad de activistas pacíficos de la manifestación celebrada en Bolotnaya, Moscú, el 7 de mayo de 2012. Posteriormente fue multado o detenido en cuatro ocasiones por “infracciones” similares.

Dadin estuvo bajo arresto domiciliario desde el 30 de enero de 2015, fecha en que expiró su última detención administrativa de 15 días, y sólo se le permitía salir de su casa para asistir a las vistas judiciales. Lo detuvieron el día en que fue condenado, en diciembre de 2015.