Mauritania: En libertad 10 activistas contra la esclavitud

En respuesta al fallo del Tribunal de Apelación de Mauritania que absuelve y ordena la puesta en libertad de tres activistas contra la esclavitud y reduce la pena de otros 10 –incluidos siete que quedarán ya en libertad por haber cumplido el tiempo de condena–, Kiné Fatim Diop, responsable de campañas de Amnistía Internacional sobre África Occidental, ha afirmado:

“La puesta en libertad de tres activistas contra la esclavitud condenados injustamente a penas de hasta 15 años por expresar pacíficamente sus opiniones supone un gran alivio para ellos, sus familias y todas las personas que han hecho campaña para que acabe la brutal represión de los defensores y defensoras de los derechos humanos en Mauritania.”

La puesta en libertad de tres activistas contra la esclavitud condenados injustamente a penas de hasta 15 años por expresar pacíficamente sus opiniones supone un gran alivio para ellos y para sus familias.
Kiné Fatim Diop, responsable de campañas de Amnistía Internacional sobre África Occidental

“Sin embargo, el hecho de que el Tribunal de Apelación mantenga las sentencias condenatorias de 10 de ellos y que tres continúen encarcelados supone una preocupante señal de que el espacio para los activistas de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil se reduce en Mauritania. Aún más terrible es que el fallo del tribunal haya pasado por alto las graves denuncias de tortura que presentaron los acusados y que no se haya abierto ninguna investigación.”

“Las autoridades deben reconocer explícitamente la legitimidad de todos los grupos que trabajan contra la esclavitud y la discriminación, incluida la Iniciativa por el Resurgimiento del Movimiento Abolicionista, y garantizar que el sistema de justicia penal ya no se utiliza para hostigar y atacar a quienes defienden los derechos humanos.”

Información complementaria

El Tribunal de Apelación absolvió y puso en libertad hoy a tres activistas contra la esclavitud y redujo las penas de otros 10 que llevaban encarcelados desde el 30 de junio.

De estos 10, siete han sido condenados a un año de cárcel con condena condicional de cuatro meses. Dos, a tres años con condena condicional de dos años y otro a seis meses de cárcel. Todos, menos los absueltos, deberán pagar una multa de 45 uguiyas, (897 dólares estadounidenses).

El fallo del Tribunal de Apelación declaró a siete de ellos culpables de pertenencia a una asociación no autorizada. Los dos condenados a tres años fueron declarados culpables de tomar parte en una “concentración desarmada”, impedir a la policía llevar a cabo su labor y pertenecer a una asociación no autorizada. Otro fue declarado culpable de organizar una “concentración desarmada” y pertenecer a una asociación no autorizada.

En primera instancia los 13 activistas habían sido condenados a penas de entre tres y 15 años de prisión por cargos falsos de rebelión, uso de la violencia, agresión a la policía y a funcionarios judiciales, y pertenencia a una organización no reconocida.

Los cargos tienen relación con una protesta contra el desalojo de un asentamiento precario ocurrido en la capital, Nuakchot, en julio. Sin embargo, ninguno de los 13 activistas estuvo presente en la protesta y la organización a la que pertenecen –la Iniciativa por el Resurgimiento del Movimiento Abolicionista– no la había apoyado.

Cinco de las siete personas del asentamiento que fueron arrestadas también fueron condenadas a entre uno y cinco años de cárcel por el Tribunal de Apelación, además del pago de una multa de unos 3.000 dólares estadounidenses. Las dos restantes fueron absueltas.