Bahréin: Continúa el asalto a la libertad de expresión, con activistas expuestos a penas de prisión por tuits publicados

Las autoridades bahreiníes deben poner en libertad de inmediato y sin condiciones al activista de derechos humanos Nabeel Rajab y al dirigente opositor Fadhel Abbas, ambos presos de conciencia que se enfrentan a largas penas de prisión por usar Twitter para expresar sus motivos de preocupación por los abusos contra los derechos humanos cometidos en el conflicto de Yemen; así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

Ambos han criticado los homicidios de civiles en Yemen cometidos por la coalición liderada por Arabia Saudí, de la que forma parte Bahréin. Llevan detenidos varios meses ilegalmente, y en espera de que la semana que viene se pronuncien las sentencias de sus respectivos juicios .

“Es indignante que Nabeel Rajab y Fadhel Abbas hayan pasado un solo instante en prisión; las autoridades bahreiníes no puede acallar hasta la última voz crítica poniéndolas a todas entre rejas.
Samah Hadid, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África

“Es indignante que Nabeel Rajab y Fadhel Abbas hayan pasado un solo instante en prisión; las autoridades bahreiníes no puede acallar hasta la última voz crítica poniéndolas a todas entre rejas. Deben retirar todos los cargos contra Nabeel Rajab y anular la condena a cinco años de prisión impuesta a Fadhel Abbas y, además, poner fin de inmediato a su incesante campaña represiva contra la libertad de expresión”, ha manifestado Samah Hadid, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.

“En un clima de hostilidad creciente hacia cualquier forma de disidencia, Bahréin necesita más que nunca voces independientes como las de Nabeel Rajab y Fadhel Abbas. Ambos deberían ser aplaudidos y protegidos, no castigados, por sus valientes intentos de plantear asuntos relacionados con los derechos humanos.”

Nabeel Rajab, uno de los más destacados defensores de los derechos humanos de Bahréin, ha entrado y salido de prisión varias veces desde 2012. Está privado de libertad desde junio de 2016 por cargos de “insultar a las autoridades públicas”, “insultar a un país extranjero” y “difundir rumores falsos en tiempo de guerra”. Los cargos están relacionados con varios tuits que publicó en los que denunciaba tortura en la cárcel bahreiní de Yaw y criticaba la actuación de la coalición dirigida por Arabia Saudí en la guerra de Yemen. La sentencia sobre su caso está prevista para el 31 de julio y podría ser condenado hasta a 15 años de prisión.

Aparte, Nabeel Rajab está acusado de “menoscabar el prestigio del Estado” en relación con un artículo publicado en su nombre en The New York Times el mes pasado, en el que describía las condiciones de su actual detención. Se desconoce cuándo será juzgado por este cargo.

Fadhel Abbas era el secretario general del partido de oposición Al Wahdawi. En junio de 2015 fue condenado a cinco años de prisión por “difundir información falsa que podría perjudicar las operaciones militares de Bahréin y sus aliados y llamar a la resistencia”, después de que su partido publicara un tuit en el que calificaba los ataques aéreos en Yemen de violación del derecho internacional. El pronunciamiento de sentencia sobre su recurso de apelación está previsto para el 26 de octubre.

Además de solicitar la libertad inmediata e incondicional de Fadhel Abbas y Nabeel Rajab, instamos a las autoridades bahreiníes que deroguen o reformen la legislación que penaliza el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de expresión, de acuerdo con las obligaciones de Bahréin en virtud del derecho internacional.
Samah Hadid, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África

Amnistía Internacional considera que Fadhel Abbas y Nabeel Rajab están siendo juzgados sólo por ejercer de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión, y son presos de conciencia.

“Además de solicitar la libertad inmediata e incondicional de Fadhel Abbas y Nabeel Rajab, instamos a las autoridades bahreiníes que deroguen o reformen la legislación que penaliza el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de expresión, de acuerdo con las obligaciones de Bahréin en virtud del derecho internacional”, ha afirmado Samah Hadid.

Información complementaria

Desde mayo de 2016, en Bahréin se ha intensificado de manera alarmante la represión del derecho a la libertad de expresión, reunión pacífica, asociación y circulación, dirigida en particular contra la oposición política y personas que defienden los derechos humanos o critican a las autoridades.

El artículo 133 del Código Penal de Bahréin permite imponer hasta 10 años de prisión a quien “anuncie deliberadamente en tiempo de guerra noticias, declaraciones o rumores falsos o maliciosos, o monte campañas publicitarias adversas, para perjudicar preparativos militares de defensa del Estado de Bahréin u operaciones militares de las Fuerzas Armadas, o para causar pánico en la población o debilitar la perseverancia de la nación”.