Siria: La decapitación de un muchacho grabada en vídeo, nueva prueba de los abusos cometidos por grupos armados

Un vídeo que muestra la decapitación de un muchacho a manos de un grupo armado de oposición en el norte de Siria es la más reciente de las abominables señales que indican que algunos de esos grupos están cometiendo abusos graves impunemente. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

El vídeo, filmado, según se cree, cerca de Alepo, muestra a un hombre de pie en la parte trasera de un camión dando muerte, tipo ejecución, a un muchacho.

“Este espantoso vídeo que muestra la decapitación de un muchacho sugiere que algunos miembros de grupos armados se han hundido hasta lo más hondo en la depravación. Es otro truculento ejemplo más de los homicidios sumarios de cautivos, que constituye un crimen de guerra”, ha manifestado Philip Luther, director del Programara para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Todos los detenidos, incluidos los combatientes capturados, deben recibir un trato humano, y los menores en especial deben gozar de protección. Este atroz incidente señala un patrón de abusos por parte de los grupos armados en el norte de Siria, que tienen vía libre para cometer homicidios sumarios, secuestros y torturas sin perspectivas de tener que rendir cuentas.”

Este espantoso vídeo que muestra la decapitación de un muchacho sugiere que algunos miembros de grupos armados se han hundido hasta lo más hondo en la depravación.
Philip Luther, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional


Aunque Amnistía Internacional no puede verificar de forma independiente los detalles de este suceso, su informe de julio ‘Torture was my punishment’: Abductions, torture and summary killings under armed group rule in Aleppo and Idleb, Syria pone de manifiesto una serie de abusos cometidos en la región por grupos armados, entre ellos el Movimiento de Nour al Dine Zinki, que se cree que es el grupo armado que está detrás de este homicidio.

El informe en cuestión expone casos de personas que fueron secuestradas y torturadas por el Movimiento de Nour al Dine Zinki. También incluye relatos de activistas de medios de comunicación que recibieron amenazas verbales y escritas del grupo después de haberlo criticado.

El Movimiento de Nour al Dine Zinki emitió una declaración condenando la decapitación y trató de distanciarse del incidente, al que calificó de “error individual”, al tiempo que reafirmaba su compromiso de respetar los derechos humanos.

Además de condenar esos abusos, los líderes de los grupos armados de oposición deben eliminar de sus filas a cualquier miembro sospechoso de haber cometido violaciones graves del derecho internacional humanitario.
Philip Luther

“Además de condenar esos abusos, los líderes de los grupos armados de oposición deben eliminar de sus filas a cualquier miembro sospechoso de haber cometido violaciones graves del derecho internacional humanitario”, ha manifestado Philip Luther.

“En el ámbito internacional, los Estados que participen en conversaciones sobre el conflicto de Siria deben utilizar cualquier influencia que tengan para presionar a todos los grupos armados implicados en el conflicto con el fin de que cesen las violaciones del derecho internacional humanitario, incluidos los secuestros, la tortura y otros malos tratos.”

Amnistía Internacional también ha documentado ataques indiscriminados que han matado y herido a civiles en el distrito de Sheij Maqsud, Alepo, perpetrados por la coalición de grupos armados Fatah Halab, de la que forma parte el Movimiento de Nour al Dine Zinki.

No obstante, se sigue dando el caso de que la inmensa mayoría de las personas que han muerto bajo custodia en los últimos cinco años lo han hecho a manos de las autoridades sirias.