Egipto intensifica su brutal ofensiva contra las ONG con la detención de un defensor de los derechos de las minorías

El destacado defensor egipcio de los derechos humanos Mina Thabet, director del Departamento de Minorías y Grupos Religiosos de la Comisión de Derechos y Libertades de Egipto, ha sido detenido hoy, en un contexto de intensificación de los ataques del gobierno contra la comunidad de ONG del país. La detención se ha producido esta madrugada, cuando miembros de la Agencia de Seguridad Nacional han irrumpido en su casa, en El Cairo y, tras maltratar a sus familiares y a él, se lo han llevado a un lugar que no han querido revelar.

“Mina Thabet es un pilar de la comunidad de derechos humanos de Egipto Ha trabajado incansablemente en defensa de los derechos de las minorías, en especial de los cristianos coptos, a quienes el gobierno lleva decenios reprimiendo. Su detención en un atentado flagrante a la libertad de expresión y asociación, así como una prueba concluyente de la vengativa determinación del gobierno a silenciar a todo el que se atreva a cuestionar el discurso oficial”, ha señalado Magdalena Mughrabi, directora adjunta provisional del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional

“Mina Thabet el último de los numerosos trabajadores de ONG contra los que el gobierno ha dirigido sus medidas de detención y e intimidación. Estas personas son activistas pacíficos, a los que se debe permitir hacer su trabajo sin temor a sufrir hostigamiento, y mucho menos prisión. Los continuos ataques contra activistas pacíficos son indicativos de la determinación implacable del gobierno a paralizar a la comunidad de ONG del país hasta dejarla totalmente inactiva.

Los continuos ataques contra activistas pacíficos son indicativos de la determinación implacable del gobierno a paralizar a la comunidad de ONG del país hasta dejarla totalmente inactiva.
Magdalena Mughrabi, directora adjunta para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional

“En el escenario internacional, Egipto ha justificado la represión disfrazándola de lucha contra el terrorismo, pero es una excusa para tratar a los defensores pacíficos de los derechos humanos y a los detractores del gobierno como delincuentes. Es esencial que la comunidad internacional tome postura y pida con urgencia a Egipto que ponga fin de inmediato a la persecución de los activistas pacíficos.”

Según información previa de la fiscalía del este de El Cairo, se van a presentar cargos contra Mina Thabet en aplicación de la Ley Antiterrorista y la Ley de Manifestaciones por haber participado el 25 de abril en protestas pacíficas contra la decisión de Egipto de ceder el control de dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí.

La detención de Mina Thabet se ha producido sólo unas semanas después de la de Ahmed Abdullah, director de la Comisión de Derechos y Libertades de Egipto, a quien se llevaron detenido de su casa el 25 de abril. Se enfrenta a una serie de cargos en aplicación de la Ley Antiterrorista y la Ley de Manifestaciones, entre ellos incitar a participar en protestas el 25 de abril e intentar derrocar el gobierno.

Mina Thabet trabaja en defensa de los derechos de las minorías, en concreto de los cristianos coptos, desde el levantamiento de 2011. Es preso de conciencia, detenido únicamente por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación, por lo que debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones, y tienen también que retirarse todos los cargos contra él.