Sudán del Sur: El gobierno debe poner fin a las detenciones arbitrarias de los servicios de inteligencia

El gobierno de Sudán del Sur debe poner fin a las detenciones arbitrarias que practican los servicios de inteligencia, como consecuencia de las cuales decenas de hombres son recluidos durante meses en pésimas condiciones sin cargos ni juicio. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional días antes de que el líder de la oposición Riek Machar regrese a la capital, Yuba, con arreglo a un acuerdo de paz en virtud del cual las partes en el conflicto deben formar un gobierno de unidad nacional.

Amnistía Internacional ha elaborado una lista de 35 hombres a los que el Servicio de Seguridad Nacional mantiene detenidos en su jefatura del barrio de Yebel, en Yuba. Algunos de ellos llevan casi dos años detenidos, sin contacto con abogados y con acceso limitado a sus familias y al mundo exterior.

Con independencia de que se forme el gobierno de unidad, las autoridades deben garantizar el fin de este sombrío periodo de detenciones arbitrarias prolongadas, que violan la Constitución de Transición de Sudán del Sur y el derecho internacional.
Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

En la lista, publicada en el informe Denied protection of the law: National Security Service detention in Juba, South Sudan, figuran un ex gobernador de estado, un catedrático universitario de 65 años, un trabajador ugandés de ayuda humanitaria y un periodista de la emisora de radio de la ONU Radio Miraya.

“Estos hombres carecen de acceso a alimentos, atención médica y saneamiento adecuados. El Servicio de Seguridad Nacional golpea también a los detenidos, especialmente en los días siguientes a su detención”, ha señalado Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Con independencia de que se forme el gobierno de unidad, las autoridades deben garantizar el fin de este sombrío periodo de detenciones arbitrarias prolongadas, que violan la Constitución de Transición de Sudán del Sur y el derecho internacional.”

Amnistía Internacional cree que hay más personas detenidas en la jefatura del Servicio de Seguridad Nacional y que estos 35 hombres son sólo una pequeña parte de las personas que se encuentran actualmente sometidas a detención arbitraria por sus presuntas tendencias políticas.

“Estos hombres y todas las demás personas recluidas sin cargos deben ser puestos en libertad de inmediato si no van a ser acusados de ningún delito común reconocible ante un tribunal civil competente”, ha añadido Sarah Jackson.

“El gobierno debe también iniciar con prontitud investigaciones efectivas e imparciales sobre las prácticas de detención del Servicio de Seguridad Nacional y limitar sus actividades de recopilación y análisis de información de inteligencia.”