Egipto: La congelación de bienes prevista, última herramienta del gobierno para eliminar a la sociedad civil

Está previsto que las autoridades egipcias congelen mañana los bienes de dos destacados defensores de los derechos humanos y de sus familiares como parte de una investigación sobre la financiación extranjera de las ONG. La medida es otro evidente intento de paralizar a la sociedad civil en Egipto que no deja dudas sobre la determinación del gobierno de aplastar la libertad de expresión y de asociación, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

Según un medio de comunicación cercano al gobierno, el Tribunal Penal de El Cairo fallará mañana sobre la congelación de bienes y la prohibición de viajar que afectan al abogado de derechos humanos Gamal Eid, el periodista de investigación Hossam Bahgat y otras dos personas cuya identidad se desconoce, así como a sus familiares.

“Las medidas contra Hossam Bahgat y Gamal Eid son arbitrarias y punitivas, y se imponen en respuesta a sus críticas sobre el deterioro de la situación de los derechos humanos en Egipto. Amnistía Internacional insta al gobierno egipcio a que no imponga tales medidas y ponga fin a su embate contra los defensores de los derechos humanos y la sociedad civil”, ha dicho Said Boumedouha, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Las autoridades egipcias están haciendo un uso abusivo del sistema de justicia en su campaña para erradicar los últimos vestigios de la sociedad civil y silenciar las voces críticas. La comunidad internacional debe defender los derechos de los defensores de los derechos humanos y la sociedad civil independiente y presionar al gobierno egipcio para que ponga fin de inmediato a esta represión.”

Las autoridades egipcias están haciendo un uso abusivo del sistema de justicia en su campaña para erradicar los últimos vestigios de la sociedad civil y silenciar las voces críticas.
Said Boumedouha, director adjunto del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional

Hossam Bahgat es el fundador de Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, organización egipcia de derechos humanos independiente. También escribe para Mada Masr, sitio de noticias en Internet, donde ha publicado una serie de artículos relativos al ejército y los juicios militares.

En noviembre de 2015 estuvo detenido por el ejército durante tres días, al parecer como reacción a uno de estos artículos.
Gamal Eid es abogado de derechos humanos y jefe de la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos, organización sin ánimo de lucro que defiende la libertad de expresión en Egipto y Oriente Medio.

Ambos descubrieron el mes pasado que las autoridades les habían prohibido viajar al extranjero cuando trataban de embarcar en sendos vuelos. No habían notificado la orden judicial ni les comunicaron los motivos de la prohibición.

Según han dicho a Amnistía Internacional, no han recibido citación del Tribunal Penal para asistir a la sesión de mañana y, por tanto, se les ha negado el derecho a defenderse ante los tribunales.

En los últimos meses, las autoridades egipcias han incrementado las restricciones sobre las organizaciones de derechos humanos, y durante la última semana han intensificado las investigaciones sobre la financiación extranjera de las ONG.

“Las autoridades egipcias deben detener las investigaciones en curso sobre la financiación extranjera de las ONG y cerrar el expediente. También deben elaborar una nueva ley sobre asociaciones que se ajuste a las normas internacionales y a la Constitución de Egipto y conceder a las ONG un periodo de gracia razonable para inscribirse en el registro con arreglo a ella”, ha dicho Said Boumedouha.

Las autoridades egipcias deben detener las investigaciones en curso sobre la financiación extranjera de las ONG y cerrar el expediente.
Said Boumedouha

Un total de 17 ONG egipcias plantearon sus preocupaciones sobre los derechos humanos en Egipto ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra el 10 de marzo. Ese mismo día, el alto comisionado para los derechos humanos también emitió un comunicado sobre Egipto en el que condenaba el deterioro de los derechos humanos en el país. También el 10 de marzo, el Parlamento Europeo emitió una resolución en la que pedía la suspensión de la cooperación en materia de seguridad entre los Estados de la UE y Egipto ante la terrible situación de los derechos humanos en el país y el homicidio de un estudiante italiano en Egipto.