Uganda: Las violaciones de derechos humanos contra un partido de oposición obstaculizan sus esfuerzos para impugnar los resultados electorales

El gobierno ugandés sigue violando los derechos humanos de los líderes del partido de oposición Foro por el Cambio Democrático y minando sus posibilidades de impugnar legalmente los resultados de las elecciones del 18 de febrero, ha dicho Amnistía Internacional en una declaración, ante el inminente fin del plazo de 10 días para presentar recursos electorales.

Las fuerzas de seguridad han detenido reiteradamente al agraviado candidato presidencial Kizza Besigye y a otros líderes y simpatizantes de su partido. Además, han sitiado su domicilio y asaltado la sede central del partido en la capital, Kampala.

“Foro por el Cambio Democrático tiene el derecho legal de impugnar los resultados electorales y debe permitírsele que lo haga”, ha dicho Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Asia Occidental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Es inaceptable que el gobierno impida a un partido inscrito legalmente que recurra a la única vía legal para impugnar el resultado electoral”.

Desde que se anunciaron los resultados, Besigye ha estado detenido sin cargos en comisarías de policía o en su domicilio de Kasangati, cerca de Kampala.

Es inaceptable que el gobierno impida a un partido inscrito legalmente que recurra a la única vía legal para impugnar el resultado electoral.
Sarah Jackson, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

Su primera detención tras las elecciones fue el 22 de febrero, cuando intentaba salir de su domicilio al día siguiente de haber sugerido en un discurso televisado que impugnaría el resultado electoral ante el Tribunal Supremo.

“Estas detenciones arbitrarias son una afrenta al derecho de Besigye a la libertad de circulación, y una clara señal del clima de impunidad y desprecio por el Estado de derecho reinante en Uganda”, ha dicho Sarah Jackson.

“El gobierno ugandés debe respetar plena y realmente su propia Constitución y cumplir con su obligación internacional, contraída voluntariamente, de proteger los derechos humanos de todos los ugandeses, incluido el derecho a la libertad de circulación, expresión y reunión pacífica.”

Información complementaria

El 20 de febrero, la Comisión Electoral declaró al presidente en ejercicio, Yoweri Museveni, vencedor en las elecciones presidenciales con el 60,75 por ciento de los votos frente al 35,37 por ciento de Besigye, un resultado que éste rechazó por considerarlo fraudulento.

Las elecciones se habían celebrado en medio de un bloqueo de las redes sociales ordenado por el gobierno que, según los observadores electorales de la Unión Europea (UE) “restringió injustificadamente la libertad de expresión y el acceso a la información”.

Según fuentes policiales, Besigye sigue detenido en “prisión preventiva” por “declaraciones y actividades que constituyen incitación a la violencia y desafío a la ley”. Amnistía Internacional ha analizado las declaraciones televisivas de Besigye y no considera que con ellas haya incitado a la violencia.

La sede central del Foro por el Cambio Democrático fue asaltada por la policía el 19 de febrero, mientras aún había elecciones en zonas de Kampala. Según testigos entrevistados por Amnistía Internacional, la policía disparó botes de gas lacrimógeno contra la multitud congregada en el lugar.


Si desean más información o concertar entrevistas, pónganse en contacto con Seif Magango en:


+254 20 253020 +254 / 788 343897

Correo-e:
seif.magango@amnesty.org