México hace frente a una devastadora crisis de derechos humanos cuando el papa Francisco se dispone a visitar el país

México se enfrenta a una crisis de derechos humanos de proporciones epidémicas que ha convertido las desapariciones, la tortura y los brutales asesinatos en señas de identidad del país, ha afirmado Amnistía Internacional en vísperas de la visita oficial del papa Francisco.

“Cuando ponga su pie en Ciudad de México, el papa Francisco se encontrará ante una de las crisis de derechos humanos más alarmantes de América”, ha afirmado Erika Guevara-Rosas, directora del Programa Regional para América de Amnistía Internacional.

Cuando ponga su pie en Ciudad de México, el papa Francisco se encontrará ante una de las crisis de derechos humanos más alarmantes de América.

Erika Guevara-Rosas, directora del Programa de Amnistía Internacional para América

“Desde las decenas de miles de personas que han desaparecido hasta el uso generalizado de la tortura y el aumento del número de asesinatos de mujeres, pasando por la absoluta falta de capacidad para investigar los crímenes, los abusos contra los derechos humanos se han convertido en un compendio de México.”

“Instamos al papa Francisco a usar su poderosa influencia para persuadir al gobierno del presidente Peña Nieto de que tome en serio la terrible crisis de derechos humanos que aqueja al país y garantice que todos aquellos que cometen estos crímenes responden ante la justicia. Sólo tomando medidas concretas y firmes para poner a esos criminales ante la justicia comenzará el gobierno mexicano a abordar esta arraigada crisis.”

Está previsto que el papa Francisco realice su primera visita a México entre el 12 y el 17 de febrero.