Yemen: El bombardeo de hospital de MSF podría equivaler a un crimen de guerra

La elección como objetivo anoche y la destrucción, aparentemente deliberadas, de un hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en el norte de Yemen, que podría equivaler a un crimen de guerra, exigen una investigación urgente, independiente y exhaustiva, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Según fuentes en el terreno, hacia las 11:30 de la noche del 26 de octubre, las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí realizaron presuntamente seis ataques aéreos contra el hospital de Haydan, situado en el distrito del mismo nombre de la gobernación de Sada. En ese momento había más de 20 personas en el centro, entre ellas tres pacientes y varios profesionales médicos y otros miembros del personal. Siete de estos miembros resultaron heridos, pero no se los pudo trasladar a otro hospital de Sada, situado a 60 km, hasta las 7 de la mañana por temor a nuevos ataques.

“El ataque contra el hospital de Haydan parece haber sido un ataque ilegítimo que ha causado daños a civiles y otros bienes de carácter civil. Los ataques aéreos consecutivos muestran que se atacó deliberadamente al centro médico; este es otro día triste para los civiles”, dijo Philip Luther, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

El ataque contra el hospital DE Haydan parece haber sido un ataque ilegítimo que ha causado daños a civiles y otros bienes de carácter civil. Los ataques aéreos consecutivos muestran que se atacó deliberadamente al centro médico; este es otro día triste para los civiles.
Philip Luther, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Los hospitales y las unidades médicas deben ser respetados y protegidos en todas las circunstancias —sólo pierden su protección frente a los ataques si son utilizados para fines militares— y la destrucción de este centro representa la pérdida de un tratamiento humanitario vital para la población civil de cuatro distritos del norte de Yemen.”

El personal de MSF confirmó el ataque, afirmando que fueron testigos de dos ataques aéreos consecutivos antes de huir de las instalaciones del hospital. Según los informes, hubo entre tres y cuatro ataques, con cinco minutos de intervalo entre ellos. Hassan Boucenine, jefe de la misión de MSF en Yemen, afirma que la coalición dirigida por Arabia Saudí tiene las coordenadas de todos los hospitales de MSF en Yemen, incluido el de Haydan.

Según el director del hospital, el doctor Ali al Mughli, el centro está ahora totalmente destruido con la excepción de los almacenes. También dijo que aunque el hospital recibe a menudo combatientes heridos, no había ninguna actividad militar en él cuando se produjo el ataque.

Haydan está a 60 km al suroeste de la ciudad de Sada, a donde han sido trasladados ahora los heridos. El doctor Ali dijo que se retrasó su traslado al hospital de al Jamhouri de esta ciudad porque los aviones atacaban convoyes de personas, por lo que ni siquiera las ambulancias eran seguras. El hospital también perdió 60 litros de gasolina y 1.000 litros de gasoil en el ataque, una pérdida enorme cuando los suministros de combustible escasean.

Este no es el primer ataque contra un hospital de Sada desde que comentó la intervención de la coalición militar dirigida por Arabia Saudí en Yemen el pasado mes de marzo. Según informes, el 4 de septiembre de 2015 la coalición bombardeó el hospital de al Shara de Razih, en el oeste de la gobernación de Sada, causando la muerte de seis pacientes y heridas a otros seis. El personal de MSF que visitó posteriormente el lugar dijo que no había datos que indicaran que se estuviera utilizando el hospital para ningún fin militar.

Pedimos a todas las partes del conflicto que respeten y protejan al personal y las unidades de carácter médico, y que tomen todas las precauciones posibles para proteger a la población civil atrapada en el conflicto. Debe realizarse una investigación independiente sobre la causa por la que se están atacando hospitales y a sus pacientes en lugar de protegerlos, como exige el derecho internacional humanitario.
Philip Luther

“Pedimos a todas las partes del conflicto que respeten y protejan al personal y las unidades de carácter médico, y que tomen todas las precauciones posibles para proteger a la población civil atrapada en el conflicto. Debe realizarse una investigación independiente sobre la causa por la que se están atacando hospitales y a sus pacientes en lugar de protegerlos, como exige el derecho internacional humanitario”, declaró Philip Luther.