Sri Lanka: Resolución de la ONU sobre los crímenes de guerra marca un punto de inflexión para las víctimas

Una resolución decisiva aprobada hoy por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ofrece a las víctimas del conflicto armado de Sri Lanka la perspectiva de conseguir por fin la verdad y la justicia que merecen, ha señalado Amnistía Internacional.

La resolución se ha aprobado en una votación celebrada hoy en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, tras la publicación este mismo mes de un informe de la ONU sobre presuntos abusos y violaciones de derechos humanos cometidos por todas las partes en el conflicto armado de Sri Lanka.

Aunque la resolución dista de ser perfecta, si tanto ella como los compromisos subyacentes del gobierno de Sri Lanka se aplican de buena fe, brindará a las víctimas la oportunidad de conseguir por fin la verdad y la justicia que estaban esperando.
David Griffiths, director de Investigación de Amnistía Internacional para el sur de Asia.

“La aprobación de esta resolución es un punto de inflexión para los derechos humanos en Sri Lanka, pues reconoce de manera decisiva los terribles delitos cometidos por ambos bandos durante el conflicto armado. Aunque la resolución dista de ser perfecta, si tanto ella como los compromisos subyacentes del gobierno de Sri Lanka se aplican de buena fe, brindará a las víctimas la oportunidad de conseguir por fin la verdad y la justicia que estaban esperando”, señala David Griffiths, director de Investigación de Amnistía Internacional para el sur de Asia.

“En la resolución se piden jueces, abogados defensores, fiscales e investigadores internacionales para garantizar la credibilidad del proceso de justicia, lo cual es esencial. Sri Lanka se ha mostrado una y otra vez dispuesta y capaz de investigar las denuncias de crímenes de guerra formuladas contra sus propias fuerzas o de hacer rendir cuentas a los responsables de abusos graves.

“Todo proceso de rendición de cuentas debe incorporar un componente internacional a fin de tener credibilidad y de contar también con las habilidades y experiencia necesarias.

“Será a la comunidad internacional y a las autoridades de Sri Lanka a las que corresponda garantizar que se consulta verdaderamente a las víctimas y a sus familias en cada etapa del proceso para conseguir verdad y justicia. Las autoridades de Sri Lanka deben emprender una amplia reforma institucional, que comporte entre otra cosas la mejora de la protección de testigos, insuficiente en la actualidad.”