Cumbre de la UE: continuación de una estrategia fallida para abordar la crisis de refugiados

No hay nada nuevo en lo que los líderes de la UE han acordado esta mañana, ha manifestado hoy Amnistía Internacional tras la cumbre de la UE sobre migración.

"Lo que se necesitaba era un planteamiento nuevo, audaz y ambicioso. Pero lo que tenemos es la continuación de una estrategia fallida", ha señalado John Dalhuisen, director de Amnistía Internacional para Europa.

"La propuesta de destinar mil millones de euros a los países de acogida de las personas refugiadas es positiva, pero aparte de esto los compromisos son decepcionantes. Los líderes de la UE deberían haberse puesto de acuerdo en cómo garantizar a las personas refugiadas rutas legales y sin riesgos a Europa y haber arreglado el deficiente sistema de asilo de europeo."

Lo que se necesitaba era un planteamiento nuevo, audaz y ambicioso. Pero lo que tenemos es la continuación de una estrategia fallida
John Dalhuisen, director de Amnistía Internacional para Europa

"En cambio, la atención prestada en las propuestas a no  dejar entrar a las personas refugiadas supone ignorar la realidad de una crisis global de refugiados y la obligación de los Estados de brindar protección a quienes no pueden encontrarla en otra parte.

"Las cifras de reubicación acordadas el martes no reducirán de manera significativa la presión sobre los Estados que están en primera línea, y sin mucha más asistencia concreta e inmediata a estos países, las caóticas y trágicas escenas que hemos presenciado en las última semanas no harán más que continuar y, probablemente, empeorar.

"Ante este panorama, el compromiso de hacer valer el sistema de Dublín parece más una ilusión que una política decidida con conocimiento de causa."