Siria: Resolución de la ONU sobre armas químicas, un paso vital para que se haga justicia por los crímenes de guerra

La resolución que el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado hoy allana el camino para la creación de un equipo independiente de expertos que identifique a los autores de ataques con gas de cloro y otro agentes químicos empleados como armas y ofrece esperanza para que se rindan cuentas por los crímenes de guerra en Siria, ha dicho Amnistía Internacional.

“Los ataques con gas de cloro y otros agentes químicos empleados como armas han sembrado muerte, angustia y terror en la población civil de Siria. Esta resolución representa un rayo de esperanza muy necesario en medio de la oscuridad que caracteriza a este conflicto. Si se aplica adecuadamente, podría suponer una oportunidad para romper la espiral de impunidad por los innumerables crímenes de guerra que se cometen allí a diario”, ha manifestado Said Boumedouha, director en funciones del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de de Amnistía Internacional.

Esta resolución representa un rayo de esperanza muy necesario en medio de la oscuridad que caracteriza a este conflicto. Si se aplica adecuadamente, podría suponer una oportunidad para romper la espiral de impunidad por los innumerables crímenes de guerra que se cometen allí a diario.
Said Boumedouha, director en funciones del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de de Amnistía Internacional

Centenares de civiles han muerto en ataques con armas químicas desde el inicio de la crisis en Siria hace cuatro años. El uso de armas químicas está prohibido por el derecho internacional humanitario.

La resolución detalla los pasos necesarios para crear un Mecanismo de Investigación Conjunto que identifique a los autores de dichos ataques. Además, establece que todas las partes del conflicto tendrían la obligación de cooperar plenamente con el Mecanismo, por ejemplo, permitiendo el acceso total a lugares, personas y material pertinente.

El hecho de que los Estados Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU –incluida Rusia, que ha bloqueado otras resoluciones anteriores que pedían la rendición de cuentas en Siria– se hayan puesto de acuerdo demuestra de qué manera pueden y deben unirse para ayudar a poner fin al sufrimiento de la población civil en la catástrofe siria.

No obstante, la resolución no especifica de qué manera debe hacerse rendir cuentas a los autores ni cómo se harían cumplir los términos de la resolución en caso de incumplimiento. Amnistía Internacional pide al Consejo de Seguridad de la ONU que amplíe el alcance de la resolución remitiendo la situación de Siria al Fiscal de la Corte Penal Internacional.

Las personas muertas y heridas en ataques con armas químicas en Siria representan sólo una fracción de las víctimas que se han producido en el país desde marzo de 2011.

“El corto alcance de esta resolución se centra únicamente en un tipo de crímenes de guerra terribles que se cometen en Siria, cuando otras miles de personas siguen sufriendo a diario como consecuencia de otros abusos, entre ellos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”, dijo Said Boumedouha.