Foro Económico Mundial: La transparencia empresarial es decisiva para los derechos humanos de la juventud africana

Los líderes políticos y empresariales africanos deben promover sistemas económicos transparentes y responsables, que fomenten los derechos económicos y sociales de la juventud del continente, como la educación y la atención de la salud, ha manifestado Amnistía Internacional hoy, mientras sigue su curso el Foro Económico Mundial en Ciudad del Cabo.

La organización insta también a la promoción de la libre circulación de personas, el acceso a la información, la detención del acaparamiento empresarial de tierras y la libertad de expresión.  

“La juventud africana está diciendo que el mercado “se levanta” a su costa –ha señalado Edward Ndopu, coordinador regional de Activismo y Juventud de Amnistía Internacional–. Los líderes empresariales y políticos se están centrando casi exclusivamente en el crecimiento económico, medida que no tiene en cuenta la marginación ni las profundas desigualdades. África pierde miles de millones de dólares al año en  flujos financieros ilícitos y evasión fiscal de las empresas, prácticas que roban a los países recursos que podrían destinar a la educación y la atención de la salud y que dejan a muchos jóvenes sumidos en la pobreza en un continente rico en recursos minerales.”

Es esencial cortar de raíz las prácticas corruptas y poco éticas para abordar la desigualdad y reasignar los recursos de manera que se financien derechos humanos esenciales, como la educación y la salud. Es preciso hacerlo a fin de alcanzar metas de desarrollo sostenible.
Edward Ndopu, coordinador regional de Activismo y Juventud de Amnistía Internacional

La campaña de múltiples partes interesadas que ha emprendido Amnistía Internacional, “África no está en venta” (#AfricaNot4Sale), va a formular cinco recomendaciones que se han adoptado paralelamente al Foro Económico Mundial. La campaña  propugna las operaciones empresariales éticas en el continente africano y la transparencia plena en las relaciones entre las empresas y los gobiernos.

Con respecto al acaparamiento empresarial de tierras, en particular, “África no está en venta” quiere ver que se establece un órgano continental independiente que vigile y monitoree las adquisiciones de tierras y los desalojos forzosos.

“Muchas personas de todo el continente son expulsadas de sus hogares y arrojadas a la calle para dar cabida a proyectos de infraestructura que no les aportan ningún beneficio. Debemos poner fin a la degradación de la vida de los africanos y las africanas de este modo”, ha añadido Edward Ndopu.

Ante de la restricción de la libertad de circulación de las personas, el cierre del ciberespacio en muchas partes del continente, la falta de transparencia empresarial, el acaparamiento de tierras con fines lucrativos y la supresión de la libertad de expresión, “África no está en venta”  ha adoptado cinco resoluciones clave, que va a presentar en al Foro Económico Mundial en África.

Las cinco recomendaciones de la red de “África no está en venta” son:

-     Promover y reforzar la regulación de la adquisición de tierras a gran escala mediante el establecimiento de un órgano continental independiente, que vigile y monitoree las adquisiciones de tierras y los desalojos forzosos, en bien de un continente africano donde no se prescinda de las comunidades y se proteja su derecho a la vida.

-     Promover y proteger el derecho a la información mediante la elaboración y aprobación de una Carta de la Unión Africana sobre los derechos y libertades en Internet, en bien de un continente africano conectado a Internet.

-     Reforzar la regulación de los flujos financieros ilícitos y la evasión fiscal de las empresas mediante el establecimiento de un órgano continental que vigile y monitoree tales prácticas, en bien de un continente africano ético y transparente.

-     Pedir a los líderes africanos que elaboren y apliquen políticas de migración progresistas, en bien de un continente móvil, donde se protejan los derechos  de las personas refugiadas y migrantes.  

-     Animar a las empresas y los gobiernos a promover las artes como medio de fomentar la libertad de expresión, mediante la inversión en industrias creativas, en bien de la promoción de la creatividad africana.

Información complementaria

Las cinco recomendaciones clave de “África no está en venta” (#AfricaNot4Sale) se aprobaron en una mesa redonda que tuvo lugar en la Bolsa de Valores de Johannesburgo el 10 de abril de 2015. En esta mesa redonda  se criticó el discurso de “África se levanta” (“Africa Rising”), que plantea un futuro basado sólo en el crecimiento económico, y se propusieron modelos alternativos. Agrupó a 20 notables jóvenes defensores de los derechos humanos de toda África, en el marco de un dialogo de dos días de duración sobre la rendición de cuentas de las empresas en la vida de la juventud del continente.

África es la región del mundo con mayor población juvenil. Según la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas, el promedio de edad de la región es de 19,7 años. Este dato contrasta claramente con el promedio de edad del mundo en su conjunto, que es de 30,4 años. Pese a constituir una proporción tan amplia de la población de África, las personas jóvenes siguen estando en gran medida excluidas y desfavorecidas en lo que a derechos sociales y económicos se refiere.