La sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos, una victoria para los derechos humanos

La Corte Suprema de Estados Unidos ha fallado hoy a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

"Es un día de júbilo, no sólo para las parejas del mismo sexo comprometidas y que se aman, sino para toda persona que crea en los derechos humanos y la igualdad para todos", ha dicho Steven W. Hawkins, director ejecutivo de Amnistía Internacional Estados Unidos.

"La posibilidad de casarse con la pareja elegida y formar una familia es un derecho humano consagrado por el derecho internacional. Aunque todavía queda mucho por hacer para garantizar que todas las formas de discriminación contra las personas LGBT se eliminan de una vez por todas, esta importante decisión, tan largamente esperada, afirma que las parejas del mismo sexo y sus familias merecen el mismo respeto y reconocimiento que cualquier otra persona."