• NOTICIAS

Kenia: Se insta al gobierno a descongelar los activos de dos ONG tras fallo judicial

El Tribunal Superior de Mombasa ha dictado hoy un fallo por el que se prohíbe al gobierno keniano declarar a dos organizaciones de derechos humanos entidades terroristas, lo que constituye una victoria parcial de la justicia sobre la intimidación y el hostigamiento de la sociedad civil por motivos políticos, ha manifestado Amnistía Internacional.

No obstante, aunque hayan ganado el caso, las destacadas organizaciones no gubernamentales de derechos humanos Haki Africa y Musulmanes por los Derechos Humanos (MUHURI) no han conseguido aún que se descongelen, como habían solicitado, sus cuentas bancarias.

“Haki Africa y MUHURI son dos organizaciones legítimas de derechos humanos, a las que se debe permitir realizar libremente su trabajo de defensa de los derechos humanos sin temor a sufrir hostigamiento ni intimidaciones”, ha señalado Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

Es evidente que la decisión de declararlas grupos con vinculaciones terroristas se tomó por motivos políticos. Para que se haga plenamente justicia, deben descongelarse de inmediato sus cuentas bancarias y anularse las demás medidas reguladoras y administrativas que impiden su pleno funcionamiento.
Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Es evidente que la decisión de declararlas grupos con vinculaciones terroristas se tomó por motivos políticos. Para que se haga plenamente justicia, deben descongelarse de inmediato sus cuentas bancarias y anularse las demás medidas reguladoras y administrativas que impiden su pleno funcionamiento.”

Haki Africa y MUHURI, que tienen su sede en Mombasa, han documentado abusos contra los derechos humanos en la región costera de Kenia. Han denunciado insistentemente la participación de los servicios de seguridad kenianos en la ejecución extrajudicial de clérigos musulmanes y otras personas sospechosas de terrorismo en el litoral.

El mes pasado, les congelaron las cuentas bancarias por orden del Banco Central y la Comisión de Regulación Financiera, tras incluirlas la Dirección de Hacienda de Kenia y la Junta de Coordinación de Organizaciones no Gubernamentales en la lista de “entidades específicas conforme a la Ley de Prevención del Terrorismo”.

Información complementaria

El 8 de abril del 2015 se publicó en el Boletín Oficial una lista de 85 empresas y organizaciones, entre ellas MUHURI y Haki Africa, calificadas de “entidades específicas” por sus presuntos vínculos terroristas.  

El 20 y el 21 de abril, funcionarios de la Dirección de Hacienda de Kenia irrumpieron en las oficinas de ambas organizaciones, deshabilitaron sus servidores y se llevaron discos duros y documentos, con objeto, dijeron, de determinar si estaban implicadas en actividades de evasión fiscal.

El 28 de mayo, la Junta de Coordinación de Organizaciones no Gubernamentales comunicó a través de los medios de comunicación que había eliminado a ambas organizaciones de su registro.  

Las dos organizaciones anunciaron el 10 de abril que iban a presentar un recurso contra la decisión ante el Tribunal Superior de Mombasa.