En tierra firme: Rescatados en el mar Mediterráneo

Una delegación de Amnistía Internacional acaba de regresar de las islas italianas de Lampedusa y Sicilia, al sur del país, tras recopilar los testimonios de personas migrantes y refugiadas rescatadas en el mar Mediterráneo central.

El sábado 25 de abril, el navío de la Armada italiana Foscari puso a salvo a más de 300 migrantes, refugiados y solicitantes de asilo africanos tras rescatarlos de tres barcos distintos en alta mar. 

Una delegación de Amnistía Internacional fue testigo del proceso de desembarco en el puerto italiano de Augusta y entrevistó a algunos supervivientes poco después de su llegada a tierra firme. Entre los rescatados había un gran número de somalíes y nigerianos, además de personas de otras nacionalidades. 

Se teme que se hayan perdido ya unas 1.700 vidas en el Mediterráneo en los meses transcurridos de este año.

A pesar de los compromisos adquiridos por la Unión Europea y los Estados miembros, en una cumbre celebrada el pasado jueves en Bruselas, de aportar más fondos y medios para su Operación Tritón de control de fronteras, sigue planteando interrogantes en lo relativo a su zona de operaciones. Mientras los buques no patrullen en la zona más cercana a los lugares donde tienen lugar la mayoría de los naufragios –como la predecesora de Tritón, Mare Nostrum– se perderán nuevas vidas. 

 

Actúa: 

Stop people from suffering and dying at our borders!

 

Más información: 

"Cuando me rescataron, sentí que había vuelto a nacer": La historia de Alí

Informe de Amnistía Internacional: La vergüenza de Europa, a pique. Omisión de socorro a migrantes y refugiados en el mar