Anuncio de la Comisión Europea sobre migración: Palabras adecuadas, pero ninguna solución

Bruselas,

El anuncio hecho hoy por la Comisión Europea sobre la gestión de la crisis migratoria en el Mediterráneo contiene el análisis correcto de la situación general, pero no ofrece ninguna solución concreta para proteger y salvar vidas, ha afirmado Amnistía Internacional.

“Estamos de acuerdo en que una solución europea para la crisis de búsqueda y salvamento es una necesidad urgente, pero no eso lo que aquí se ofrece. Los Estados miembros tienen que redoblar sus esfuerzos y contribuir. Ampliar la operación Tritón sin aumentar sus recursos y su zona de operaciones no cambia absolutamente nada”, ha afirmado Iverna McGowan, directora en funciones de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas.

En una conferencia de prensa celebrada en Bruselas, Dimitris Avramopoulos, comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, reconoció que la Unión Europea (UE) debe reaccionar de manera más eficiente ante la “cada vez más cruda” realidad del aumento del número de personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas que intentan cruzar el Mediterráneo.

Aunque se comprometió a extender hasta el final del año la operación Tritón, iniciativa de gestión de fronteras de toda la UE, y anunció 13 millones de euros en nueva financiación de emergencia para ayudar a Italia en la acogida de personas migrantes rescatadas, no se comprometió a reforzar las operaciones de búsqueda y salvamento. Hasta su conclusión al término del año pasado, la operación italiana Mare Nostrum de búsqueda y salvamento salvó miles de vidas, con un costo de 9,5 millones de euros al mes. La operación Tritón, de magnitud notablemente menor, cuesta entre 1,5 y 2,9 millones de euros al mes.

Pese a la conclusión de Mare Nostrum, la guardia costera de Italia ha seguido llevando a cabo operaciones de salvamento en el Mediterráneo central, contribuyendo al rescate de más de 2.800 personas sólo en el último fin de semana, incluido el despliegue de recursos de Frontex. La pérdida de más de 300 vidas este mismo mes cerca de la isla italiana de Lampedusa subrayó el mayúsculo vacío en cuanto a recursos para búsqueda y salvamento.

“La última tragedia de Lampedusa ha puesto al descubierto una vez más la deplorable insuficiencia del actual enfoque de control de fronteras de la Unión Europea ante la intensificación de la crisis humanitaria en el Mediterráneo. El anuncio realizado hoy no ha cambiado el simple hecho de que, sin más recursos de los Estados miembros para búsqueda y salvamento, más personas morirán en alta mar”, ha afirmado John Dalhuisen, director del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.