• NOTICIAS

Foro de Gobernanza de Internet: Una oportunidad perdida en la esfera de los derechos humanos

De Sherif Elsayed-Ali

Por Sherif Elsayed-Ali, director adjunto del Programa sobre Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional.

Cuando leas este texto en tu ordenador portátil, teléfono inteligente o tableta, 3.000 líderes gubernamentales y representantes de empresas y de la sociedad civil se habrán reunido en Estambul para configurar el futuro de Internet, que es lo que te permite leer estas palabras.

3,000 government leaders and representatives from companies and civil society are meeting at the UN-sponsored Internet Governance Forum in Istanbul ©EPA.

Pero cuando el Foro de Gobernanza de Internet (#IGF2014) patrocinado por la ONU toca a su fin, no parece que vaya a ser recordado por los temas que se trataron en los debates sino por los que no se trataron.

El enjuiciamiento en Turquía de 29 usuarios de Twitter, los programas ilegítimos de vigilancia global de Estados Unidos y Reino Unido y el comercio no regulado de programas informáticos que los regímenes represivos utilizan para perseguir a activistas de los derechos humanos fueron algunos de los grandes temas controvertidos más evidentes que se soslayaron durante la conferencia... pero la lista es mucho más extensa.

La sociedad civil logró la inclusión de muchos de estos asuntos en el programa de trabajo de la conferencia, pero los gobiernos optaron por ignorarlos.

El hecho de que los gobiernos ni siquiera reconocen la existencia de algunos de los asuntos más apremiantes en lo relativo a las libertades en Internet fue escandalosamente evidente ya en la conferencia de prensa inaugural del foro. Un periodista hizo la pregunta que estaba en la mente de todos: ¿no es irónico que #IGF2014 se celebre en Turquía cuando este país ha juzgado a 29 personas por lo que dijeron en Twitter? El representante turco en la mesa ignoró sin más al periodista.

Más tarde, durante la ceremonia inaugural, el ministro de Información de Turquía no hizo mencionó “los derechos humanos”, uno de los temas oficiales de una conferencia que se celebra bajo su presidencia, en un discurso de 15 minutos.

Turquía no es ni mucho menos el único gobierno que comete abusos en relación con Internet.

Este mismo año, las autoridades de Arabia Saudí condenaron a Raif Badawi a 10 años de prisión, 1.000 latigazos y una multa de 266.630 dólares estadounidenses por expresar sus opiniones en su blog. El lunes, un tribunal de apelación confirmó la condena de Raif.

El año pasado, los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido menoscabaron las libertades en Internet con los programas de vigilancia masiva llevados a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la Jefatura de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) que invaden la intimidad en todo el mundo. El hecho de que sigan sin abordar la violación masiva de la intimidad por parte de sus organismos de seguridad convierte en una burla su supuesto interés en promover la libertad de expresión en Internet.

¿Cómo pueden alzar la voz para decir a otros gobiernos que no deben intentar crear sus propios programas de vigilancia?

Empresas radicadas en países occidentales como Reino Unido, Alemania e Italia incluso exportan programas informáticos que permiten a los gobiernos de países como Etiopía acceder a los ordenadores de activistas de derechos humanos, blogueros y periodistas y perseguirlos.

Es pernicioso que estos y otros países afirmen que protegen la intimidad, por un lado, pero no impidan que sus empresas vendan tecnologías que se utilizarán para cometer abusos contra los derechos humanos.

Pero ninguno de estos importantes asuntos se debatió en el foro, y cuando me dispongo a partir de Estambul, lo que ha quedado claro para mí es que esta cumbre no mejorará la gobernanza de Internet para los usuarios.

Mientras todos los funcionarios con los que he coincidido en Estambul estarán encantados de proclamar que Internet es buena para la innovación y el crecimiento económico, los gobiernos de todo el mundo, cada uno a su manera, la están haciendo menos abierta, ya sea bloqueando sitios webs, prohibiendo Twitter o vigilando todo lo que hacemos online.

Lo cierto es que los gobiernos quieren controlar nuestra Internet y en el proceso restringir tus libertades en Internet.

Pero el poder para impedírselo está en tus manos. Todos debemos vigilar lo que hacen nuestros gobiernos. Hacerles rendir cuentas y tomar el control de nuestra Internet.

Más información

En #IGF2014, Amnistía Internacional puso de relieve cinco casos relacionados con violaciones de derechos humanos e Internet.

Turquía: Juicio a usuarios de Twitter mientras se celebra en el país una importante cumbre de la ONU sobre Internet (comunicado de prensa, 2 de septiembre de 2014)