China: La detención de un artista pone en evidencia la dura represión previa al aniversario de Tiananmen

Las autoridades chinas deben poner fin a la grave persecución de todas las personas que intentan conmemorar el 25 aniversario de la represión de Tiananmen; así lo ha afirmado Amnistía Internacional tras la detención de un artista australiano natural de China por ofrecer una entrevista a los medios de comunicación sobre la represión. La policía de Pekín se llevó a Guo Jian, de 52 años, poco después de publicarse una entrevista que había ofrecido al Financial Times. “Guo Jian es la víctima más reciente de esta implacable campaña de represión de las autoridades chinas con antelación al aniversario de Tiananmen. Él y varias decenas más de personas detenidas por hablar pacífica y públicamente sobre el derramamiento de sangre de 1989 deben quedar en libertad de inmediato”, ha afirmado William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China.  “La oleada actual de detenciones antes del 4 de junio está siendo más dura que en años anteriores.” Amnistía Internacional ha recibido numerosos informes de activistas a quienes la policía ha advertido que no hablen con medios de comunicación extranjeros antes del 4 de junio, mientras que periodistas extranjeros y su personal local han observado un hostigamiento más acusado en las últimas semanas.  “La intimidación de periodistas y sus contactos demuestra hasta qué extremos lamentables son capaces de llegar las autoridades para borrar de la memoria el derramamiento de sangre de 1989. Pero el mundo lo recuerda. La gente seguirá conmemorando el aniversario a pesar de los esfuerzos de las autoridades”, ha dicho William Nee. Decenas de activistas han sido detenidos, puestos en detención domiciliaria o interrogados por la policía en las últimas semanas por intentar conmemorar el aniversario de la represión de Tiananmen en junio de 1989, que causó la muerte o lesiones a cientos –si no miles– de manifestantes y otros civiles desarmados.