Bombas y falta de comida, agua y medicinas: la vida bajo asedio en Siria

Decenas de miles de hombres, mujeres, niños y niñas de todo Siria luchan por sobrevivir en condiciones inhumanas en localidades bajo asedio, con la amenaza constante de mortíferos ataques y sin acceso a artículos básicos como comida, agua y medicinas.

Un nuevo informe publicado por Amnistía Internacional, Sieges across Syria, expone con detalle las atroces condiciones de vida de la población civil en las zonas sitiadas de Yarmouk, Moadamiya, Daraya, Ghouta Oriental y partes de Alepo.

Durante los últimos tres meses, las fuerzas gubernamentales han seguido lanzando ataques indiscriminados, en los que bombardean zonas civiles con granadas de artillería, bombas de barril y otras municiones aéreas. Los combatientes de oposición también han llevado a cabo ataques indiscriminados.

Tanto las fuerzas gubernamentales como los grupos armados no estatales han cortado asimismo los suministros de agua y energía a las zonas sitiadas, y han negado a la población civil el acceso a comida, medicinas y atención médica. También han impedido a la gente entrar o salir de las zonas sitiadas.

Sólo en ocasiones excepcionales han permitido las fuerzas sitiadoras que las organizaciones humanitarias entren en esas zonas para llevar la ayuda que tan desesperadamente se necesita.

Mientras tanto, la población sigue sufriendo unas penalidades inimaginables.