El Comité Olímpico debe mostrar firmeza contra la homofobia

Amnistía Internacional ha manifestado su decepción por la negativa del Comité Olímpico Internacional (COI) a reconocer el efecto perjudicial que la legislación discriminatoria de Rusia tendrá en los Juegos de Sochi.

“La ley rusa que prohíbe la propaganda de ‘relaciones sexuales no tradicionales’ entre menores es claramente discriminatoria y, por ello, viola el derecho internacional y es contraria a la Carta Olímpica. Además, la introducción de esta ley crea en Rusia una atmósfera que ya ha fomentado delitos brutales contra personas únicamente a causa de su orientación o presunta orientación sexual”, ha manifestado Sergei Nikitin, director de la Oficina de Amnistía Internacional en Moscú.

“El hecho de que el COI se haya dado por satisfecho con las garantías rusas de que no habrá discriminación no basta. El Comité ha pasado por alto el hecho de que la ley rusa prohíbe en la práctica a las personas expresar públicamente una orientación sexual ‘no tradicional'. Esto constituye una afrenta a los atletas y espectadores gays y lesbianas. También es una decepción para los aficionados al deporte de todo el mundo que admiran el ideal olímpico.”

“El COI podría haber aprovechado su influencia ante las autoridades rusas en el periodo previo a los Juegos Olímpicos para lograr que los Juegos no se vean empañados por abusos contra los derechos humanos. Por desgracia, parece estar desaprovechando esta oportunidad.”