Periodista libio detenido desde diciembre tras ser acusado de difamación por publicar un artículo sobre la corrupción

Periodista acusado de difamación en Libia tras publicar una lista de jueces presuntamente implicados en casos de corrupción.

El redactor de prensa libio detenido desde el 19 de diciembre por publicar una lista de jueces presuntamente implicados en casos de corrupción en su país debe ser liberado inmediata e incondicionalmente, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Amara Abdalla al-Khatabi, de 67 años, se encuentra detenido en la prisión de Hudba de la capital, Trípoli, acusado de difamación en relación con una lista de 84 jueces que su periódico publicó señalando que estaban implicados en casos de corrupción.

Amara Abdalla al-Khatabi permanece en huelga de hambre desde el 28 de febrero en protesta por su detención y reclusión continuada. Existe el riesgo de que su salud se deteriore rápidamente puesto que padece varias enfermedades crónicas, entre ellas diabetes e hipertensión.

”Estamos muy preocupados por la salud de Amara Abdalla Al-Khatabi. La reclusión de un periodista por publicar un artículo sobre la corrupción recuerda a las prácticas del régimen de Gadafi. Se debe poner en libertad a Amara Abdalla al-Khatabi de inmediato y sin condiciones", ha señalado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

”Las restricciones a la libertad de expresión y la corrupción generalizada fueron algunas de las reivindicaciones que provocaron el levantamiento popular de 2011 y condujeron a la caída del gobierno de Gadafi. Es atroz que las autoridades de Libia sigan aplicando la misma vieja táctica para evitar que los periodistas denuncien asuntos como la corrupción."

Amara Abdalla al-Khatabi fue detenido el 19 de diciembre de 2012, un mes después de publicarse el artículo.

Se presentaron cargos contra él en relación con el registro de su periódico y por "ofensa a la institución judicial".

Hasta hace poco, se ha denegado a su familia y abogados el permiso para visitarlo en la cárcel. No se permitió a su abogado ver la documentación de su cliente hasta poco antes de una vista celebrada el 11 de marzo.

En esa vista, la salud de Amara Abdalla al-Khatabi estaba tan deteriorada que necesitó ayuda para entrar en la sala. Según su abogado, perdió el conocimiento, y su solicitud de que fuera trasladado a un hospital fue denegada.

El juicio se aplazó hasta el 18 de marzo a instancias del abogado, tras concederle el juez permiso para acceder a la documentación de la causa y visitar a su cliente en los días posteriores.

Según los medios de comunicación libios, el ministro de Justicia, Salah Marghani, dijo el 4 de marzo en una conferencia de prensa que Amara Abdalla al-Khatabi debía ser puesto en libertad bajo fianza.