• NOTICIAS

Paraguay: Pueblos indígenas cuentan sus casos en fotografías

Amnistía Internacional ha ayudado a realizar un singular proyecto fotográfico, por medio del cual dos comunidades indígenas de Paraguay cuentan sus casos a través de imágenes tomadas por ellas mismas. Junto con la ONG Photovoice y la ONG paraguaya Tierra Viva, Amnistía Internacional ha respaldado un proyecto que permite a los Yakye Axa y los Sawhoyamaxa, comunidades que luchan por recuperar el derecho a vivir en sus tierras ancestrales, hacer fotografías que reflejan sus esfuerzos y cuentan su vida cotidiana. “Los Yakye Axa y los Sawhoyamaxa llevan decenios viviendo en una estrecha franja de tierra al borde de una carretera, mientras esperan el momento de poder regresar a sus tierras ancestrales. Este proyecto les permite expresar sus demandas, sus esperanzas y sus expectativas para el futuro", ha explicado Louise Finer, investigadora de Amnistía Internacional sobre Sudamérica. El proyecto forma también parte de Un viaje a los Derechos en Paraguay, un sitio web de Amnistía Internacional diseñado para mostrar los vínculos existentes entre los derechos y la pobreza.

Las fotografías documentan las tierras que estas comunidades han perdido, los animales que tienen, la escuela que han construido y sus intentos de conseguir servicios básicos para sobrevivir en un medio ambiente de por sí difícil. Los Yakye Axa y los Sawhoyamaxa llevan más de dos decenios luchando por regresar a sus tierras tradicionales, que son esenciales para su identidad y su forma de vida. Hasta ahora, los sucesivos gobiernos han hecho caso omiso de sus peticiones. “Las tierras ancestrales de las comunidades son la base de su cultura, su vida espiritual y su supervivencia, y sus fotografías muestran la urgencia de sus demandas”, ha manifestado Louise Finer. Se ha organizado una exposición de estas fotografías en la capital paraguaya, Asunción, concretamente en el Museo de la Memoria, lugar creado para reflexionar sobre los abusos cometidos durante las dictaduras militares que gobernaron Paraguay entre 1954 y 1989.  A lo largo del tiempo, las tierras tradicionales de los Yakye Axa y los Sawhoyamaxa han ido cayendo poco a poco en manos de particulares. En 1991 y 1993, respectivamente, los Sawhoyamaxa y los Yakye Axa entablaron un proceso judicial para recuperar sus tierras. En 2005 y 2006, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó a Paraguay devolverles sus tierras tradicionales, pero hasta ahora no se ha efectuado la devolución. El gobierno no ha cumplido los plazos impuestos por la Corte para ello. En junio del año pasado, el Parlamento paraguayo rechazó una propuesta de expropiación de tierras reclamadas por los Yakye Axa con las decisiones de la Corte Interamericana en la mano.Se cree que, debido a la falta de servicios médicos básicos en sus pueblos provisionales, en los 10 últimos años han muerto a causa de enfermedades evitables más de 27 personas de ambas comunidades. Según el último censo de pueblos indígenas, realizado en 2002, el 45 por ciento de los indígenas de Paraguay no tienen la titularidad legal definitiva de sus tierras.