• NOTICIAS

El homicidio de rehenes civiles en una iglesia iraquí, un "crimen de guerra"

Amnistía Internacional ha condenado hoy como crimen de guerra el ataque cometido el domingo por un grupo armado contra una iglesia católica de Bagdad en el que los atacantes tomaron a 100 personas como rehenes y más de 40 murieron cuando las fuerzas de seguridad iraquíes intentaban liberarlos.El Estado Islámico de Irak, grupo armado vinculado con Al Qaeda en Irak, reivindicó la responsabilidad del ataque contra una iglesia del distrito de Karrada de Bagdad.Después de tres horas de enfrentamiento, las fuerzas de seguridad iraquíes irrumpieron en la iglesia en un intento de liberar a los rehenes, tras lo cual, según informes, los atacantes amenazaron con matarlos."Condenamos rotundamente este ataque descarado contra civiles realizado por un grupo armado en un lugar de culto", ha declarado Malcom Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional."Al parecer, los atacantes tenían la intención de causar el mayor número posible de muertes y exacerbar aún más la división religiosa que sigue padeciendo Irak.""Atacar deliberadamente a unos civiles en su lugar de culto, tomarlos como rehenes y matarlos constituye ni más ni menos que un crimen de guerra."Al parecer, los atacantes exigieron la liberación de los prisioneros recluidos en Irak y Egipto, y cuando las fuerzas de seguridad intentaban liberar a los rehenes, usaron granadas e hicieron estallar cinturones de explosivos para matarlos.Esta crisis de rehenes es uno de los peores ataques de este tipo cometidos por grupos armados contra cristianos iraquíes desde que comenzó la guerra en Irak en 2003. Los cristianos iraquíes suelen ser víctimas de secuestros y homicidios, y muchas iglesias han sufrido ataques con bombas.Irak sigue en un punto muerto político y, ocho meses después de las elecciones nacionales de marzo, aún no se ha formado un nuevo gobierno. Los grupos armados están aprovechando el vacío de poder y de seguridad intensificando sus ataques contra el gobierno, el ejército estadounidense y objetivos civiles.La situación de la población civil iraquí ha sido investigada en el informe publicado por Amnistía Internacional en abril de 2010 con el título de Irak. Violencia contra civiles. Éstos siguen sufriendo la peor parte del conflicto religioso que continúa dividiendo al país y que afecta especialmente a miembros de minorías religiosas y étnicas, mujeres y niñas, y activistas políticos, entre otros.