Las autoridades egipcias deben garantizar la investigación a fondo de una muerte bajo custodia