• NOTICIAS

Turquía pone fin al procesamiento de manifestantes menores de edad

Amnistía Internacional ha acogido con satisfacción la decisión del Parlamento turco de poner fin al procesamiento de menores de edad en virtud de la legislación antiterrorista únicamente por participar en manifestaciones.Las enmiendas a la legislación, aprobadas el jueves por el Parlamento, implican que se anularán las sentencias condenatorias de todos los menores de edad que ya han sido condenados en virtud de la legislación antiterrorista.La nueva ley también pondrá fin al procesamiento de menores a partir de 15 años en tribunales penales especiales para adultos (tribunales competentes para juzgar casos de delincuencia organizada, terrorismo y seguridad del Estado). "El Parlamentó turco ha tomado una importante medida para poner fin a los juicios injustos de menores de edad y proteger sus derechos humanos", ha señalado Andrew Gardner, investigador de Amnistía Internacional sobre Turquía."Ahora las autoridades deben tomar medidas para enmendar la demasiado amplia e imprecisa legislación antiterrorista que ha motivado infinidad de procesamientos y juicios injustos contra quienes expresan de forma pacífica opiniones discrepantes."La nueva ley no evitará el procesamiento de manifestantes adultos en virtud de la legislación antiterrorista, lo que permitirá que se sigan celebrando juicios injustos contra personas de más de 18 años.Amnistía internacional se ha comprometido a vigilar la aplicación de las enmiendas y ha instado a las autoridades a garantizar que a los menores de edad sólo se les juzga en tribunales de menores.En Turquía se ha procesado en virtud de la legislación antiterrorista a miles de menores de edad, algunos de sólo 12 años, únicamente por su presunta participación en manifestaciones que, a juicio del gobierno, son de apoyo al terrorismo.Las manifestaciones se centran en temas que preocupan a los miembros de la comunidad kurda, y suelen entrañar enfrentamientos con la policía.Amnistía Internacional ha recordado a las autoridades turcas su obligación de respetar el derecho a protestar de forma pacífica.Se les ha instado a asegurarse de que en las actuaciones policiales llevadas a cabo durante las manifestaciones el uso de la fuerza por parte de la policía es conforme con las normas internacionales de derechos humanos.La organización ha señalado que los menores de edad sólo deben ser detenidos como medida de último recurso y recluidos en centros diseñados para menores.También se pide a las autoridades turcas que se aseguren de que se respeta la prohibición absoluta de la tortura y otros malos tratos."El gobierno debe manifestar con claridad y abiertamente que no se tolerarán los malos tratos a los manifestantes, y comprometerse a realizar investigaciones exhaustivas e imparciales sobre las denuncias generalizadas de malos tratos infligidos por funcionarios del Estado en manifestaciones y centros de detención."En un informe publicado el mes pasado titulado Turquía: Ningún niño ni niña sin derechos. No más procesamientos injustos de menores en Turquía en virtud de la legislación antiterrorista, Amnistía Internacional documentaba las violaciones sistemáticas de los derechos de los menores de edad cometidas durante su detención, reclusión y juicio.En el informe se presentaban relatos directos de menores que habían sufrido malos tratos al ser detenidos y mientras permanecían recluidos bajo custodia policial. A pesar de los relatos generalizados de uso excesivo de la fuerza y otros malos tratos, ningún agente de policía ha sido puesto a disposición judicial.