• NOTICIAS

China debe poner fin al hostigamiento y la censura de activistas contra el VIH/sida

Las fuerzas de seguridad chinas cancelaron anoche la proyección de un documental organizada por un grupo de educación en VIH/sida. Amnistía Internacional critica enérgicamente esta medida como parte del hostigamiento a que se está sometiendo a educadores en salud pública pacíficos."Hostigar y restringir el activismo contra el VIH/sida en China representa una amenaza real para la prevención eficaz del VIH/sida, con consecuencias nefastas para el derecho a la salud", ha declarado Catherine Barber, directora del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.El 7 de julio la policía de seguridad interna de China interrogó a los trabajadores del Instituto Aizhixing de Educación para la Salud, ONG de educación sobre VIH/sida de Pekín, y les ordenó que cancelaran la proyección prevista para el 8 de julio. La proyección no se hizo y los organizadores del acto de Aizhixing han renunciado a coordinar el acto.Los trabajadores de Aizhixing han sido sometido a interrogatorios y hostigamiento con tanta frecuencia que su director, Wan Yanhai, salió de China en mayo de 2010 para evitar los constantes interrogatorios y detenciones policiales. Las oficinas de la organización han sido objeto de una serie interminable de comprobaciones por parte del gobierno de sus cuentas bancarias, licencias y medidas de seguridad antiincendios, con el fin de perturbar su labor e intimidar a los trabajadores.El 7 de julio la policía interrogó e intimidó también al director del documental y al protagonista de este, un licenciado universitario de 23 años llamado Tian Xi, afectado por el VIH/sida.La policía advirtió al director del documental, Laohu Miao, de que la película podía ser una amenaza para la estabilidad social por suscitar emociones entre el público. Laohu Miao, seudónimo que significa "Templo del tigre", es un conocido bloguero y usuario de Tweeter (donde usa la cuenta handle@24hour) sobre cuestiones de derechos humanos.

La policía advirtió asimismo a Tian Xi, el protagonista del documental, de que no participara en ninguna protesta pública sobre cuestiones relacionadas con el VIH/sida. Tian Xi resultó infectado por una transfusión de sangre cuando tenía nueve años. El documental le muestra como un ejemplo positivo de persona que vive con el VIH/sida. Tian Xi reclama activamente una indemnización para los pacientes que resultaron infectados con el VIH/sida cuando recibían atención médica, y que los hospitales afronten las negligencias médicas.Aizhixing es un juego de palabras con "aizibing", la expresión empleada en chino para el VIH/sida, en la que se sustituye la palabra "enfermedad" por "acción". La organización presiona al gobierno chino para que revise sus políticas sobre el VIH/sida y el uso de los recursos, por ejemplo, prestando una mejor atención a los pacientes de VIH/sida y exigiendo responsabilidades por las personas infectadas debido a negligencias médicas y transfusiones de sangre.