• NOTICIAS

Se ha tardado mucho en poner en libertad a un preso de conciencia cubano

Se ha tardado mucho en poner en libertad a un preso de conciencia cubano que ha permanecido durante casi un año encarcelado en espera de juicio en una prisión de máxima seguridad tras organizar protestas en las que se criticaba al gobierno, ha manifestado Amnistía Internacional.El martes Darsi Ferrer fue declarado culpable de los cargos falsos de estar en posesión de artículos obtenidos ilegalmente y de "violencia o intimidación contra un funcionario del Estado".  Fue condenado a un año de prisión y a tres meses de "trabajo correccional" fuera de la prisión. Como ya había estado encarcelado durante casi un año, fue puesto en libertad de inmediato."Nos complace enormemente que Darsi Ferrer haya sido puesto en libertad el mismo día en que se celebraba su juicio y que haya vuelto con su familia, pero ha permanecido encarcelado acusado de cargos penales falsos y lo cierto es que nunca debió ser detenido", ha declarado Kerrie Howard, directora adjunta del Programa Regional para América de Amnistía Internacional."Aunque ha sido excarcelado, la pena impuesta a Darsi Ferrer no deja de constituir un castigo por criticar el sistema de gobierno y transmite un poderoso mensaje a cualquier cubano que participe en actividades de disidencia y desee expresar opiniones contrarias al sistema de gobierno."Darsi Ferrer, de 40 años de edad, director del Centro de Salud y Derechos Humanos Juan Bruno Zayas de la Habana, fue detenido el 21 de julio de 2009. Ha permanecido encarcelado en una prisión de máxima seguridad de la capital destinada a reclusos condenados por delitos violentos. Generalmente, se suele conceder la libertad bajo fianza en espera de juicio para los delitos de los que se le acusaba. Sin embargo, a Darsi Ferrer se le ha denegado la libertad bajo fianza en cuatro ocasiones.En julio de 2009, Darsi Ferrer trató de organizar una marcha para manifestarse contra la represión en Cuba. Unas horas antes de que se iniciase la marcha, Darsi Ferrer y su esposa, Yusnaimy Jorge Soca, fueron detenidos por agentes de seguridad del Estado y agentes de policía. Darsi Ferrer fue esposado y golpeado por más de ocho agentes de policía. Él y su esposa Yusnaimy quedaron en libertad sin cargos unas horas más tarde.Cuando llegaron a su casa advirtieron que dos sacos de cemento, unas vigas de hierro y dos marcos de ventana que estaban en su propiedad desde hacía unos meses habían desaparecido. Según algunos vecinos, unos agentes de policía habían confiscado todo el material. El 21 de julio, cuatro agentes de policía se llevaron a Darsi Ferrer para interrogarlo en relación con el material. En vez de interrogarlo, lo detuvieron y lo llevaron a una prisión de máxima seguridad a las afueras de La Habana.Darsi Ferrer ha sido detenido en ocasiones anteriores y se le ha impedido encabezar y participar en importantes actos relacionados con los derechos humanos. Muchos disidentes cubanos son víctimas de detención arbitraria y hostigamiento por parte de las autoridades con objeto de impedirles participar en actividades y actos públicos en los que se critique al gobierno.