• NOTICIAS

Periodista iraní en libertad bajo fianza

Amnistía Internacional ha llamado a las autoridades iraníes a retirar todos los cargos contra el reconocido periodista y activista de los derechos humanos Emaddedin Baghi, tras su liberación bajo fianza el miércoles.Galardonado con el Premio Martin Ennals 2009 de derechos humanos, ha estado recluido desde su detención en diciembre de 2009. Baghi fue liberado de la prisión de Evin, en Teherán, mediante una fianza 200 millones de tomanes (unos 200.000 dólares estadounidenses).Aunque está libre, ahora se enfrenta a nuevos cargos por "hacer propaganda contra el Estado" y "coludirse para cometer actos contra la seguridad nacional".Los cargos se relacionan con una entrevista que realizó dos años antes con el gran ayatolá Montazeri, crítico gubernamental y clérigo ya fallecido.Deberá presentarse a un juicio sobre las nuevas acusaciones el 7 de julio. Hay otros casos pendientes en su contra. Si es declarado culpable y apresado, Amnistía Internacional lo considerará preso de conciencia. "La liberación de Emaddedin Baghi es un pequeño paso para terminar con la injusticia. Desafortunadamente, hay otros cientos de personas que languidecen en prisión y Baghi puede regresar a la tristemente célebre prisión de Evin, donde se encuentran muchos otros activistas de derechos humanos", dijo Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Medio Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional."Emaddedin Baghi ha sido apresado y liberado en repetidas ocasiones por su trabajo. Todas las condiciones de su liberación deben revocarse y los cargos en su contra, retirarse."Emaddedin Baghi fue arrestado al día siguiente de las masivas protestas antigubernamentales que tuvieron lugar en Teherán y otras ciudades durante la celebración religiosa chií de la Ashura, en diciembre de 2009. Pocos días antes, BBC Persian TV transmitió una entrevista que Baghi había grabado dos años antes con el gran ayatolá Montazeri, para conmemorar el fallecimiento del clérigo ese mismo mes. Los periodistas han sido objeto de una oleada de arrestos en Irán tras las manifestaciones postelectorales de 2009, y a menudo se los ha recluido en régimen de aislamiento sin cargos ni juicio. "La represión de las autoridades iraníes contra periodistas y activistas de los derechos humanos a partir de las disputadas elecciones de 2009 es un intento flagrante, aunque condenado al fracaso, de reprimir todas las críticas y ocultar toda la sucesión de abusos", dijo Hassiba Hadj-Sahraoui."Irán debe terminar con el hostigamiento de los defensores y defensoras de derechos humanos y la criminalización del activismo en favor de los derechos humanos."Se cree que más de 100 periodistas considerados "reformistas" fueron arrestados tras las manifestaciones de 2009. Al menos 40 permanecen detenidos, presos o con permiso temporal en peligro de regresar a prisión. Otros están en libertad bajo fianza, esperando su juicio. Existen reportes frecuentes de nuevos arrestos y de la proscripción de publicaciones.Durante un periodo anterior de encarcelamiento, en 2007 - 2008, las autoridades penitenciarias retrasaron el permiso para que Emaddedin Baghi recibiera atención médica urgente.Finalmente se le otorgó un permiso médico, pero aún sufre de problemas del riñón, vejiga y otras dolencias por el tratamiento. Antes de su liberación en 2008, Baghi sufrió tres ataques de apoplejía y uno cardíaco.Baghi ha sido arrestado y apresado en varias ocasiones por su trabajo como activista de derechos humanos y periodista en Irán. En 2007 fue encarcelado al declarárselo culpable de "imprimir mentiras" y "poner en peligro la seguridad nacional" tras la publicación de su libro The Tragedy of Democracy (“La Tragedia de la Democracia”).También pasó tres años en prisión, entre 2000 y 2003, tras ser declarado culpable de "actuar contra la seguridad nacional" por sus escritos sobre lo que vino a conocerse como asesinatos en serie de intelectuales disidentes en el país a fines de la década de 1990, y que el gobierno posteriormente atribuyó a “elementos perversos” dentro del Ministerio de Inteligencia. Además de la Asociación para la Defensa de los Derechos de los Presos, Emaddedin Baghi también fundó otra organización no gubernamental, la Sociedad de Guardianes del Derecho a la Vida, que hace campaña contra la pena de muerte en Irán.