• NOTICIAS

Empresario suizo retenido en Libia regresa a casa

Amnistía Internacional ha recibido con agrado el regreso a casa, sano y salvo, de un empresario suizo tras haber cumplido una pena de cuatro meses de cárcel, y sobre el que recaía la prohibición de dejar el país desde 2008.Max Goeldi fue condenado en febrero por cargos de motivación política relacionados con la inmigración. Antes de ser declarado culpable, se le había prohibido viajar como resultado del enfrentamiento entre Libia y Suiza motivado por la detención del hijo del dirigente libio Muamar al Gadafi.Max Goeldi llegó al aeropuerto de Zurich el domingo tras ser puesto en libertad el jueves. Su familia ha agradecido a Amnistía Internacional el apoyo recibido mientras Max Goeldi permanecía retenido en Libia. “Estamos muy contentos porque Max Goeldi y su familia se han reunido tras algo más de dos años. Max Goeldi fue una víctima del enfrentamiento diplomático entre Suiza y Libia y fue escogido por su nacionalidad,” ha manifestado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.Tanto Max Goeldi como otro empresario suizo, Rachid Hamdani, fueron detenidos por las autoridades libias en julio de 2008, tras la breve detención del hijo del dirigente libio, Muamar al Gadafi, en Suiza.Ambos fueron puestos en libertad bajo fianza y recibieron la prohibición de dejar el país. En septiembre de 2009 fueron detenidos de nuevo y permanecieron en régimen de incomunicación durante 50 días antes de ser puestos nuevamente en libertad.Fueron juzgados en febrero de este año mientras se encontraban acogidos por la embajada suiza en Trípoli.El 6 de febrero de 2010, Max Goeldi fue condenado a cuatro meses de cárcel por violar presuntamente las regulaciones en materia de inmigración. Además fue declarado culpable de incumplir la normativa comercial y fue multado con 1.000 dinares (unos 800 dólares estadounidenses).Al día siguiente, Rachid Hamdani fue absuelto de los cargos de incumplir la normativa comercial y obtuvo permiso para salir del país el 22 de febrero de 2010. El 31 de enero, Hamdani había ganado un recurso contra su condena por los delitos relacionados con la inmigración.Las relaciones entre los dos países se deterioraron de forma significativa después de que el 15 de julio de 2008 la policía suiza detuviera en Ginebra a Hannibal al Gadafi, hijo del presidente libio Muamar al Gadafi, y a su esposa. Los cargos contra Hannibal al Gadafi se retiraron a partir de ese momento. Las autoridades libias decidieron denegar los visados de entrada a todos los ciudadanos europeos incluidos en el acuerdo de Schengen –una medida que afectó, además de a Suiza, a 24 países. Esta medida se tomó tras publicarse en un periódico estrechamente vinculado con Saif al Islam al Gadafi, otro hijo del dirigente libio, la noticia de que el gobierno suizo había prohibido la entrada al país de 188 ciudadanos libios, entre otros, Muamar al Gadafi.En marzo de 2010, la UE emitió un comunicado en el que señalaba que los nombres de esas personas se habían eliminado de forma permanente de la lista negra y pedía disculpas por las molestias causadas.