• NOTICIAS

Israel/TPO: Las divisiones en el Consejo de Derechos Humanos no deben impedir rendir cuentas sobre Gaza

Las divisiones políticas en torno a la adopción hoy, 16 de octubre, de la resolución del Consejo de Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados no deben convertirse en un obstáculo para que se investiguen las graves violaciones del derecho internacional denunciadas durante el conflicto en Gaza y el sur de Israel, ha dicho Amnistía Internacional.

La resolución se ocupa de las violaciones de derechos humanos cometidas por Israel, pero si bien condena “todos los ataques contra la población civil”, no menciona explícitamente las violaciones perpetradas por Hamás y otros grupos palestinos. Se aprobó tras una votación muy dividida en la que países de todas las regiones se abstuvieron de votarla o bien se opusieron o negaron a hacerlo.

Aunque la resolución respalda las recomendaciones del informe Goldstone, la forma en que terminó por aprobarse hará que a las Naciones Unidas les resulte más difícil trabajar constructivamente sobre las principales recomendaciones del informe o hacerlas efectivas.   En los debates del Consejo sobre el informe Goldstone, la mayoría de las delegaciones de todas las regiones reconocieron su valor y pidieron que terminara la impunidad y que se rindieran cuentas por las violaciones del derecho internacional perpetradas por todas las partes del conflicto. Sin embargo, Amnistía Internacional lamenta que, en general, los Estados miembros no asumieran la responsabilidad de llegar a una formulación que reflejara el consenso sobre la necesidad de una rendición de cuentas.

La resolución recomienda que la Asamblea General de la ONU, el siguiente órgano que podrá examinar el informe Goldstone, lo haga durante su actual periodo de sesiones. Amnistía Internacional insta a la Asamblea General que exija que tanto Israel como la administración de hecho de Hamás en Gaza inicien de inmediato investigaciones independientes que cumplan las normas internacionales sobre los presuntos crímenes de guerra, posibles crímenes contra la humanidad y otras graves violaciones del derecho internacional denunciadas durante el conflicto.

Las investigaciones deben ajustarse a las recomendaciones hechas en el informe de la misión de investigación de la ONU sobre el conflicto de Gaza, dirigida por el juez Richard Goldstone

La Asamblea General debe crear un comité de expertos en derecho internacional independientes e imparciales para evaluar la eficacia y autenticidad de las medidas tomadas dentro de un plazo concreto por israelíes y palestinos, así como su compatibilidad con las normas internacionales, o solicitar al secretario general de la ONU que lo haga.

También debe prever la necesidad de tomar medidas en caso de que las autoridades pertinentes palestinas o israelíes no aborden eficazmente la rendición de cuentas. 

El informe Goldstone concluyó que tanto Israel como Hamás y otros grupos armados palestinos en Gaza cometieron graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, incluidos crímenes de guerra y tal vez crímenes contra la humanidad.

Sus resultados coinciden plenamente con los de Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos que llevaron a cabo investigaciones similares.

Hasta el momento, ni israelíes ni palestinos han llevado a cabo ninguna investigación creíble.

Amnistía Internacional recuerda a los Estados Partes en los Convenios de Ginebra de 1949 su responsabilidad individual de garantizar la rendición de cuentas ejerciendo la jurisdicción universal en la apertura de investigaciones penales en tribunales nacionales en los casos en que haya suficientes pruebas admisibles de graves vulneraciones de los Convenios de Ginebra.

La organización considera que la rendición de cuentas por graves violaciones del derecho internacional es un componente esencial del proceso para establecer una paz justa y duradera en la región.